Vandoorne mete miedo a Fernando Alonso en McLaren 

stop

El belga entra pisando fuerte en McLaren-Honda

Primer roce de Fernando Alonso con Vandoorne en McLaren

21 de diciembre de 2016 (00:02 CET)

Calienta motores. Stoofel Vandoorne ya trabaja al frente de McLaren-Honda. Con Jenson Button fuera de juego, el joven belga ya ha cogido el testigo y es oficialmente el nuevo compañero de Fernando Alonso.

A sus 23 años, el piloto sabe que tiene por delante un gran reto. El proyecto del equipo británico-nipón ya asoma la cabeza por la zona de puntos, aunque los avances dan tímidos pasos hacia adelante.

Tras dos años de evolución, el binomio espera dar el golpe sobre la mesa definitivo en 2017. Por ello, desde la escudería se ha puesto toda la carne en el asador y ya se trabaja en Woking con ojos en la próxima temporada.

De hecho, tanto el asturiano como los responsables de la marca se apresuran a salir a la palestra para asegurar que el año que viene McLaren-Honda dará la campanada; el equipo espera poder luchar por los podios para encarrilar el mundial para 2018.

La joven perla sube con fuerza

Sin embargo, el recién llegado ha roto con la buena dinámica. Vandoorne no ha dudado en sincerarse delante de los medios y ha hablado sin pelos en la lengua. A su manera, Stoofel le ha recordado a Alonso que el monoplaza del binomio no está a la altura de las grandes marcas.

"Probablemente no será suficiente, pero daremos un gran paso adelante. Es lo que necesitamos, pero si lograremos luchar por las victorias es algo que no puedo decir todavía", ha desvelado el joven.

En una de sus primeras declaraciones como piloto oficial del equipo, Vandoorne no ha dudado en poner los pies en el suelo.

La pulla a Fernando está sobre la mesa, ya que mientras el ovetense se apresura en soñar con podios esta temporada que viene, Stoofel asegura que las cosas no están claras. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad