Valentino Rossi suelta una frase lapidaria a Maverick Viñales

stop

El italiano saca su lado más hostil en Yamaha

La sorpresa bestial de Valentino Rossi para acabar con Marc Márquez

13 de diciembre de 2016 (19:47 CET)

Quien avisa, no es traidor. Valentino Rossi es un piloto que no se anda con rodeos. El italiano es el dueño y señor de Yamaha, por lo que no aceptará que nadie le haga la cama ni le pase por delante.

Ya ha tenido bastante con las dos últimas temporadas en las que Jorge Lorenzo ha amenazado su liderazgo en la casa azul, por lo que de cara a 2017 ya se cubre las espaldas.

Un solo gallo en el gallinero

Tras poner en la puerta de salida al balear, il dottore avisa al nuevo. Maverick Viñales ha entrado al box pisando fuerte. De hecho, en los tests del circuito de Cheste fue el mejor de la parrilla.

El catalán se ha adaptado bien a la moto y las sensaciones que deja son más que buenas. Vale ya le ha visto las orejas al lobo; no ha dudado en mandarle un mensaje claro y directo a Maverick.

El piloto de Urbino no está dispuesto a pasar por el aro, por lo que ya le ha cantado las cuarenta al del Alt Empordà.

Tal como aseguran fuentes internas del paddock, Valentino quiere que este sea su año. El tiempo le corre en contra y desea retirarse con el décimo título bajo el brazo. Por ello, necesita todos los apoyos posibles.

Mensaje claro y directo

En este caso, ya ha movido hilos para que Viñales le ayude. En los últimos entrenamientos del equipo, Rossi sacó su lado más hostil con Maverick. "Si tú me ayudas, yo te ayudaré, no habrá guerra", le dijo. 

La proposición está encima la mesa del catalán, aunque las ganas y el carácter terco de Maverick pueden dejar en evidencia a Rossi. 2017 viene con fuerza. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad