Valentino Rossi pone el paddock patas arriba | EFE

Valentino Rossi suelta la bomba: "Me voy" (y dice cuándo)

stop

El de Yamaha anuncia la fecha de su retirada

16 de mayo de 2018 (13:04 CET)

Bombazo de Valentino Rossi. El italiano le ha dicho a sus más íntimos “me voy”. El piloto de Yamaha ha reconocido en una entrevista a una televisión inglesa que, lo más probable, es que cuando acabe su contrato con la marca japonesa, haga las maletas.

Respecto al proceso de negociación de su último contrato, que lo vinculará al mundial hasta el 2020, estas han sido sus palabras: “No fue una decisión fácil. Fue más difícil que otras veces porque, quizá, era el último contrato y después de este no habrá otroSé que es difícil lograr el décimo título, pero decidí intentarlo. Hay que afrontar desafíos difíciles y depende mucho del estado de la moto. Lo que me gusta es la sensación que tengo cuando llega el fin de semana de carrera, cuando gano o cuando consigo subir al podio”.

Su última oportunidad

El caso es que, si bien de cara a la galería Rossi nunca lo dirá, desde su entorno se admite que, una de las cosas que le ha llevado a renovar y estar dos años más al pie del cañón, ha sido la fijación que tiene valentino con conseguir su décimo Mundial.

Por dos motivos. El primero de ellos es porque sería la manera perfecta de poner punto y final a una carrera llena de éxitos y que, seguramente, le con consagrará como el mejor piloto de todo los tiempos.

Valentino Rossi cierra las puertas de Yamaha a un campeón | EFE

Pero es sin duda el segundo motivo el que más peso tiene. Y ese no es otro que quiere ponerle las cosas más difíciles a Marc Márquez. Y es que el de Yamaha está asustado viendo la proyección del de Honda que, si sigue así, lo superará sin problemas en cuanto a número de campeonatos.

Sigue la guerra con Marc Márquez

Un Márquez con el que, como el mimso Rossi ha confesado, todos sigue igual. Es decir, la guerra continúa. “No ha habido ningún mensaje con Márquez. En Austin ya hablamos un poco. Yo le dije lo que pensaba de él y él, también”, apuntó el de Urbino.

Pero lo cierto es que, por mucho que de cara a la galería se haya frenado un poco la polémica, Valentino sigue presionando en la sombra para que los responsables del Mundial le vigilen muy de cerca.

Tiene, en sus propias palabras, dos años más para lograr frenar el auge de un Marc que, por muy ‘cruzado’ que tenga a Rossi, va camino de llevarse su séptimo mundial.