Valentino Rossi soluciona el problema de Yamaha con una jugarreta a Marc Márquez y Maverick Viñales (y Jorge Lorenzo estalla)

stop

La conspiración por la décima corona está en marcha

Marc Márquez pone sobre aviso a Jorge Lorenzo | EFE

20 de mayo de 2017 (14:44 CET)

Marc Márquez encendió las alarmas recientemente. Hay movimientos para que Valentino Rossi gane la presente edición del Mundial de Motociclismo.

Muchos son los intereses que apuntan a la conveniencia de una victoria del piloto italiano de Yamaha.

La propia organización de MotoGP considera que sería una gran noticia. En Dorna están encantados con esa posibilidad aunque, evidentemente, no se mojan de forma pública.

Y en aras de toda esta polémica aparece Michelin para echar más leña al fuego. El proveedor de neumáticos del Mundial hará un favor a Rossi.

Il Dottore pidió hace semanas un cambio de las gomas oficiales porque daban problemas para la frenada en curva. Tras conseguir el consenso de la mayoría de pilotos de la parrilla, el cambio está en marcha.

Maverick Viñales, compañero de equipo de Rossi, fue uno de los que se opuso a esta decisión. Precisamente es segundo en la general tras el italiano.

Los pilotos dicen la suya

Aunque el gran perjudicado es Jorge Lorenzo, que una vez más asiste con incredulidad a una imposición de Rossi. Siempre se sale con la suya.

El piloto balear reclamaba poder continuar con ambos tipos de neumáticos para que no se perjudicara a ningún piloto de la parrilla. "Sería lo más justo", estalló.

Viñales, por su parte, quitó hierro al asunto: "Lo importante es que funcione bien en todas las pistas y, al final, la votación es democrática. Por suerte para mí me siento cómodo con los dos".

Como decía Dani Pedrosa, la clave de la igualdad que hay en el campeonato, como el año anterior, está en las gomas: "Los neumáticos son los que te dan las sensaciones, son los que hacen que una moto y un piloto se adapte mejor a un determinado circuito y a unas condiciones".

Especificaciones técnicas

"El año pasado la goma delantera tenía una construcción más robusta, y cuando la moto quedaba erguida muchas veces los pilotos sufrían en frenada porque se bloqueaba por un instante el neumático, es un efecto al que llamamos front lock", explicaba el telemétrico de Rossi, Matteo Flamigni.

Para solucionarlo se fabricó una goma delantera algo más ligera en el centro. "Eso evita el llamado front lock al frenar con la moto derecha, sin embargo, se produce otro efecto igualmente incómodo: al frenar con la moto inclinada la goma se mueve mucho, baila. Deberían hacer un neumático que solucione ambos problemas a la vez", argumentaba Flamigni. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad