Valentino Rossi se ríe de las bromas de Marc Márquez por la espalda

stop

El piloto italiano aparenta normalidad, pero sigue muy dolido con el líder de Honda

Marc Márquez y Valentino Rossi

25 de junio de 2016 (15:53 CET)

Marc Márquez y Valentino Rossi firmaron la paz en Montmeló. Tal vez no fue una paz real, pero sí estratégica y muy bien recibida en el paddock. Después de medio año de duras acusaciones y amenazas del heptacampeón del mundo tras el desenlace del Mundial de 2015, los dos pilotos se dieron la mano el mismo fin de semana que falleció Luis Salom en el circuito de Barcelona-Catalunya. En Assen, Márquez y Rossi se han mostrado muy distendidos y han bromeado sobre los entrenamientos del Gran Premio de Holanda. Por la espalda, sin embargo, Valentino sigue mostrándose muy crítico con Marc. Mofándose de él.

Assen escenificó el nuevo escenario. Márquez y Rossi se saludaron y sonrieron antes de su comparecencia ante los medios de comunicación, previa al Gran Premio de Holanda. El piloto de Cervera calificó de "cordial y profesional" la relación entre ambos y añadió: "Es difícil que nos vayamos a tomar un refresco, pero todos somos humanos y un ambiente de rélax viene bien".

Popularidad

El actual clima de distensión favorece a Rossi. Su equipo había detectado en los últimos meses que su popularidad había caído en picado tras acusar duramente a Márquez de favorecer a Jorge Lorenzo para que ganara el Mundial de MotoGP de 2015. Algunos anunciantes incluso se encontraban incómodos en un escenario tan hostil y, por dicho motivo, el italiano firmó una tregua muy beneficiosa para sus intereses.

Rossi, sin embargo, ni perdona ni olvida a Márquez. Al menos, en sus círculos privados. El heptacampeón del mundo sigue mostrándose muy crítico con el líder de Honda, a quien acusa de ser una persona de pocas luces.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad