Valentino Rossi se ríe de Jorge Lorenzo

stop

El piloto balear, ganador en Le Mans, sorprendido por la euforia del piloto italiano

08 de mayo de 2016 (15:01 CET)

Jorge Lorenzo comenzó y acabó exultante en Le Mans. El piloto balear, nuevo líder del Mundial, sonreía a la finalización del Gran Premio de Francia de MotoGP. Su compañero de equipo, Valentino Rossi, también estaba feliz. El italiano celebró por todo lo alto el segundo puesto y también sonreía. Ambos, como los políticos después de las elecciones, se sentían ganadores. El piloto balear no entendía nada.

Lorenzo fue el mejor en Le Mans. De principio a fin. El actual campeón del mundo ganó con gran autoridad, pero mucho más meritoria fue la carrera de Rossi. La remontada del italiano fue espectacular. Comenzó en sexta posición y acabó segundo, con grandes adelantamientos en una carrera muy movida y con muchas caídas. La más celebrada en Yamaha fue la de Marc Márquez, pero Rossi le pasó en carrera con mucha solvencia.

Mundial muy igualado

El Mundial, después de cinco carreras, está más igualado y emocionante. Lorenzo ha desbancado a Márquez de la primera posición y Rossi sigue presionando. El balear ya suma 42 victorias en la máxima categoría, pero el heptacampeón del mundo se siente fuerte.

"Ya le atraparé. Cuento con la promesa de Yamaha de que el equipo hará todo lo posible para que yo gane el Mundial", comentó Rossi a una persona de su total confianza minutos después de que acabara la carrera. El italiano ya contaba con la victoria de Lorenzo, pero cree que su gran rival es y seguirá siendo Márquez.

En Yamaha, mientras, celebraron una nueva victoria. En el equipo de Iwata no la festejaron con tanta efusividad como lo hicieron en Jérez con el triunfo de Rossi. Las prioridades en el equipo están claras. Valentino ha renovado su contrato y seguirá en Yamaha hasta 2018. Lorenzo, en cambio, correrá para Ducati a partir de la próxima temporada. Por eso, Rossi sólo teme a Márquez.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad