Valentino Rossi saca la rabia con un bombazo en Yamaha

stop

El italiano quiere recuperar el liderato como sea

30 de mayo de 2017 (11:22 CET)

No quiere perder el tren. Valentino Rossi sabe que muy probablemente será su última oportunidad para sumar su décimo Mundial de Motociclismo –el octavo en la máxima categoría- y quiere llegar como sea al GP de Mugello.

El italiano anda recuperándose del accidente que sufrió mientras practicaba motocross y, a pesar de que recibió el alta el pasado fin de semana, habrá que ver en qué condiciones llega al Gran Premio de Italia. Con 38 años no es tan fácil recuperarse como a los 20. No obstante, 'Vale' ya ha avisado a los responsables de la escudería nipona. Sea como sea, piensa competir. Aunque lo tengan que atar a la moto para mantenerse en equilibrio.

Correr: la única opción

Il dottore sabe que este año el campeonato se lo llevará el piloto que vaya sumando de forma más regular. Esta temporada no hay ningún favorito claro.

Yamaha parece ser el mejor posicionado para llevarse el campeonato de escuderías, pero entre los pilotos pocos se aventuran a augurar un resultado al final del torneo.

Con todo, sumar es vital para las aspiraciones del de Urbino  y debe sacar algo como sea del GP que se celebra el próximo fin de semana.

Quiere recuperar el terreno perdido

Sobre todo después de la caída que el italiano sufrió en el GP de Francia, en Le Mans. El de Tavuilla acumuló en su casillero el primer cero de la temporada y quiere seguir sumando sí o sí con tal de recuperar el liderato en la clasificación. Más después de ver como con su caída en el país galo ha permitido a sus perseguidores acercarse peligrosamente en la tabla.

Con la caída de Rossi en el trazado francés quedó relegado a la tercera posición de la clasificación general a favor de Maverick Viñales y Dani Pedorsa. El compañero de Valentino es ahora primero con 85 puntos, Dani es segundo con 68, mientras que Rossi es tercero con 62.

Además, la próxima carrera se celebra en su casa, con lo que no se perderá bajo ningún concepto la cita con sus fans.