Valentino Rossi restregó la victoria en Jerez por la cara de Jorge Lorenzo y Marc Márquez

stop

El veterano piloto se quita, al fin, la primera de las espinas clavadas con los españoles

Valentino, ganador en el GP de Jerez 2016 ante Jorge y Marc | EFE

25 de abril de 2016 (12:31 CET)

Valentino Rossi ha vuelto a ganar. Con autoridad. En Jerez, España, en casa de sus dos máximos rivales, Marc Márquez y Jorge Lorenzo. Se la tiene jurada a ambos tras el polémico final del último Mundial. The Doctor acusó entonces a la dupla de biscotto para dejarle sin título. Hubo acusaciones cruzadas, tirantez, contratos rotos, promesas de vendetta... El 46 les ha devuelto la primera.

Rossi fue inalcanzable en Jerez, a lomos de su Yamaha YZR M1. La mala relación que mantiene con Márquez y Lorenzo quedó clara, por su quedaban dudas, en el podio. Primero, segundo y tercero celebraron la clasificación por separado. Ni se miraron. Ni se rociaron con cava. Buscaron otras víctimas a quienes mojar con esta bebida. Vale añadió más leña con las declaraciones posteriores: restregó el triunfo en la cara de sus perseguidores.

"No sé cuanto es de importante esta victoria, si mucho o muchísimo, pero es un gusto verles (a sus rivales españoles) desde lo alto del podio", manifestó Rossi tras la carrera. Después, analizó aspectos técnicos de la moto, los problemas de tracción trasera, la confianza con la que afrontaba el GP de España, la mala fortuna de la caída en Austin y el récord que tiene a tiro, el de las 122 victorias de Agostini. "Mejor no le nombremos...", concluyó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad