Valentino Rossi y Yamaha ya trabajan para asaltar el título el próximo año | EFE

Valentino Rossi prepara una revolución en la Yamaha de 2018

stop

El italiano va a por el título el próximo año

27 de octubre de 2017 (12:02 CET)

Pensando en la próxima temporada. Después de que Mavercik Viñales haya perdido todas las opciones matemáticas para levantar el Mundial de MotoGP, en Yamaha ya trabajan a destajo en el diseño de la M1 del próximo curso.

De hecho, algunas de las mejoras ya se notaron en el GP de Australia celebrado el pasado fin de semana en Phillip Island. Valentino Rossi fue segundo y Maverick Viñales fue tercero.

Asimismo, los nipones tienen previsto seguir con la confección de las nuevas máquinas japonesas durante las dos pruebas que quedan.

Manos a la obra

 “Estas dos carreras que quedan son vitales porque tenemos que decidir cosas acerca del desarrollo de la moto, basadas en el ritmo de carrera y en la degradación de las gomas. Hay que acertar para comenzar bien. Por eso sería importante poder confirmar aquello que fue bien en Australia”, declaró Rossi durante la rueda de prensa previa al GP de Sepang celebrada este jueves.

No obstante, tanto el piloto como los responsables orientales no esperan tener la moto a punto antes del inicio de los primeros tests oficiales del próximo curso.

“No creo que la moto nueva la tengamos en Valencia, y puede que tampoco en los test que haremos aquí (Sepang), en noviembre. Seguramente en los de febrero. Los japoneses tienen muchas ideas y hay que ver qué dirección tomamos”, añadió Il Dottore.

A por todas

El heptacampeón quiere sumar cueste lo que cueste su décimo campeonato –el octavo en la categoría reina-. Quiere ser una leyenda. Pero el de Urbino empezará el próximo torneo con 39 primaveras a sus espaldas y sabe no le quedan muchos Mundiales por delante para lograr la gesta. Asimismo, en Iwata preparan una auténtica revolución para el italiano.

Porque Rossi quiere ponerlo todo sobre el asfalto el próximo año. Más aun viendo como Marc Márquez sumará su cuarto título en cinco años y poco a poco le va comiendo terreno. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad