Valentino Rossi pone Yamaha patas arriba con un "o si no me voy"

stop

El italiano lanza un ultimátum definitivo a los responsables nipones

Y lo peor para Marc Márquez está por llegar: Valentino Rossi tiene un as en la manga para ganar el Mundial | EFE

16 de junio de 2017 (11:31 CET)

Mal resultado. Valentino Rossi perdió algunas de las opciones de ganar su décimo Mundial de Motociclismo –el octavo en la categoría reina- después del octavo puesto cosechado en el Gran Premio Monster Energy de Catalunya, celebrado en el circuito de Catalunya-Montmeló.

Con este resultado, el itaiano cayó hasta la quinta posición de la clasificación y se quedó nada menos que a 28 puntos del líder, Maverick Viñales, su compañero de equipo. El novato suma 11 puntos, mientras que el veterano acumula 83.

El asunto trae de cabeza al de  Urbino, que quiere alzarse como sea con el título a final de curso. Rossi quiere cerrar su trayectoria por todo lo alto. Sin embargo, 'Vale' está muy mosca por el mal rendimiento de la moto y pide un cambio drástico desde ya para terminar la temporada con la cabeza alta. Y es que el ex campeón está siendo testigo de cómo se le está escapando la que, muy probablemente, será su última oportunidad de levantar el décimo Mundial.

Il Dottore lo sabe, y por eso ha puesto la sexta en sus presiones a los responsables del equipo. Valentino cree que el problema principal está en la moto. El de Tavuilla exige mejoras inmediatas para la M1, "o si no me voy".

"Este año la moto tiene mucho subviraje, y eso está provocando un grave impacto en la goma trasera en circuitos con poco agarre como Jerez o Montmeló", confesó a los medios presentes en el Gran Premio disputado en territorio catalán.

"La moto del año pasado era mucho más fácil de llevar, giraba mucho más, y con esta hemos perdido algo de paso por curva y velocidad en la entrada de los virajes, que eran la esencia de las Yamaha de estos últimos años y el tipo de moto que queríamos", añadió el piloto.

"Tenemos algo importante que probar, cosas que pedí tras el entrenamiento que hicimos en Jerez y que espero que nos ayuden un poco", señaló Rossi, que dejó claro quiénes son los culpables de sus malos resultados esta temporada.

Ahora Il Dottore espera que los cambios por parte de los ingenieros llegue pronto. El heptacampeón no quiere despedirse de sus opciones a ganar el Mundial antes de que llegue la mitad de la temporada.

Si todo sigue igual y en el tramo final del torneo no ha logrado alcanzar sus objetivos, Rossi se lo ha dejado claro a Yamaha. El dorsal '46' no seguirá la temporada que viene.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad