Valentino Rossi pone fecha de caducidad a Jorge Lorenzo en Ducati

stop

La temporada de MotoGP calienta motores

Jorge Lorenzo marca territorio en Ducati | EFE

28 de febrero de 2017 (14:38 CET)

No hay margen de error. A falta de un mes para que los motores vuelvan a rugir sobre las pistas de MotoGP, los equipos ya marcan las bases para este nuevo curso.

Yamaha y Honda parecen ir bien enfilados; sus pilotos tuvieron un primer contacto muy positivo en los tests de Australia. Las nuevas joyas convencieron y, en especial, el recién llegado Maverick Viñales tuvo un buen debut.

Sin embargo, estas sensaciones no fueron compartidas por Ducati. Mientras que Andrea Dovizioso sí que rodó según lo previsto, Jorge Lorenzo no tuvo el estreno soñado. El pilotaje del mallorquín no se adaptó a la moto del equipo rojo.

El piloto balear es la gran apuesta de los italianos para este curso. De hecho, fue presentado por el fichaje estrella, por lo que esperan que Lorenzo les vuelva a conducir a la gloria.

Lorenzo llama al realismo

En las últimas horas, Jorge ha dado un paso al frente y ha analizado la situación. Nada es sencillo. En el programa El Larguero de Cadena SER, el ex de Yamaha ha comentado su proceso de adaptación al nuevo equipo y a la nueva moto.

El cambio ha sido radical, por lo que el mallorquín no ha escondido su preocupación. Tanto es así que, tras hablar de la ilusión y las ganas que tiene, el español también ha querido lanzar una pulla.

"Si no mejora la moto veo difícil ganar el Mundial", ha asegurado Jorge. El piloto balear es consciente que volver a llevarse el título será complicado. Necesita adaptarse. Tras ocho años en Yamaha el cambio ha sido total.

La paciencia limitada de Ducati

Aunque es evidente que dominar la GP17 se está convirtiendo en una misión imposible, los italianos ya han avisado al mallorquín.  

En Ducati han marcado el camino a seguir desde el primer momento. No hay tiempo para adaptaciones. La nueva escudería ha desvelado el objetivo principal: luchar por el título.

Tan es así que en la presentación de Bolonia, el director general del equipo lanzó un mensaje claro y directo: "Ya no hay excusa para no ganar el campeonato, y por eso hemos fichado a Lorenzo", aseguró Gigi Dall'Igna.

La marca roja está esperanzada, aunque la realidad es que si los resultados no llegan, la renovación del mallorquín tambaleará. La fecha de caducidad de Lorenzo en la escudería italiana está expuesta a los logros conseguidos. Necesita argumentos para callar bocas. Los principales rivales ya se hacen eco de estos rumores. No pasa desapercibido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad