Valentino Rossi pone a Maverick Viñales en su sitio en Yamaha

stop

El veterano le cuenta como van las cosas al nuevo fichaje

Valentino Rossi hace un pronóstico sorprendente para el Mundial de MotoGP | EFE

08 de diciembre de 2016 (17:44 CET)

Le canta las cuarenta. Valentino Rossi ya tuvo bastante con Jorge Lorenzo. El italiano aprendió la lección y no quiere que su rival le vuelva a hacer sombra.

Como es bien sabido, la relación entre il dottore y el piloto balear empeoraba a pasos agigantados. El nueve veces campeón del mundo de MotoGP está acostumbrado a hacer y deshacer a su libre albedrío, por lo que cuando alguien le hace sombra saca las uñas.

De hecho, esto mismo ocurrió con Lorenzo. El de Urbino no quería compartir el liderazgo con Jorge, por lo que no dudó en sacar su carácter más hostil para ir desplazándolo. El resultado ha sido claro: el mallorquín ha dejado Yamaha para aterrizar en un equipo en el que pueda triunfar y moverse como desee, sin tanta presión.

El cuento se repite

Sin embargo, el problema vuelve a acechar a Valentino. El italiano creía que con la marcha del español las cosas se calmarían y podría seguir siendo el rey.

Aun así, la tranquilidad le ha durado bien poco. El relevo de Jorge vuelve a ser un español que viene pisando muy fuerte. Maverick Viñales es el nuevo fichaje de Yamaha; una joven perla que espera dar la campanada al frente del equipo azul.

Tan es así que en los primeros tests de Cheste, el del Alt Empordà brilló con luz propia. El piloto de 21 años fue el mejor; se sintió más que cómodo con la nueva moto y las sensaciones fueron muy buenas.

Todo esto no parece haber sentado nada bien a Rossi, que ya toma cartas en el asunto. El veterano no está dispuesto a pasar por el aro, por lo que ya le ha cantado las cuarenta a Maverick.

Según desvelan fuentes internas del paddock, Valentino quiere que este sea su año. El tiempo le corre en contra y desea retirarse con el décimo título bajo el brazo. Por ello, necesita todos los apoyos posibles.

En este caso, ya ha movido hilos para que Viñales le ayude; si tú me ayudas, no habrá guerra. La proposición está encima la mesa del catalán, aunque las ganas y el carácter terco de Maverick pueden dejar en evidencia a Rossi. 2017 viene con fuerza. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad