Valentino Rossi pacta un infierno para Marc Márquez (La mano negra en la sombra)

stop

El italiano quiere ganar el décimo título en 2017

Valentino Rossi junto a su amigo y cómplice Uccio y el nuevo casco en que aparecen ambos | EFE

10 de febrero de 2017 (17:50 CET)

La gran prioridad. A falta de un mes y medio para que la temporada de MotoGP suba la persiana, los diferentes equipos y pilotos ya calientan motores.

Mientras que los recién llegados se afianzan en sus nuevas motos, los más veteranos prueban las novedades de sus escuderías. Y es que todas las marcas han trabajado para dar un golpe sobre la mesa en este 2017.

En este caso, Yamaha es una de las escuderías que genera mayor expectación. En Sepang dejaron buenas sensaciones.

Maverick Viñales se mostró más que adaptado a su nuevo mono y Valentino Rossi siempre es un rival a tener muy en cuenta. Tanto es así que el tiempo corre en contra del italiano que no quiere marcharse sin el décimo título. Irá a por todas.

Márquez: el objetivo a batir

El piloto de Urbino espera que este sea su año; quiere vencer cueste lo que cueste. Por ello, ya ha vuelto al acecho a por Marc Márquez.

Hace pocos días, il dottore volvía a recordar el famoso final del Mundial de 2015. 'Vale' tiene la espina clavada; no lo ha olvidado.

Y es que el nueve veces campeón de MotoGP sabe que el de Cervera es el gran rival a batir. Por ello, Rossi ya trabaja entre bambalinas para trazar una línea ganadora para este año. Marc está en el punto de mira.

El gran aliado del veterano

De puertas para dentro, Valentino ya ha planifica la temporada. Junto a Uccio, su mano derecha y confidente, el piloto ya marcado la dinámica a seguir.

El de Yamaha es consciente de que en los últimos años la presión y la distracción fuera del asfalto le han pasado factura. Por ello, para este año 2017, parece que será Uccio el que jugará las cartas fuera de la pista.

'Vale' se centrará en vencer a sus rivales, especialmente a Márquez, sobre el asfalto, mientras que Uccio se encargará de mover los hilos de puertas para fuera.

Las alianzas y las presiones ante los medios no menguarán, aunque Rossi mantendrá la concentración en las pruebas. Todo listo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad