Valentino Rossi 'mató' a Jorge Lorenzo en una reunión secreta con Yamaha

stop

El piloto de Tavullia presionó desde la sombra para perjudicar a su compañero de equipo

Marc Márquez pone sobre aviso a Jorge Lorenzo | EFE

14 de octubre de 2016 (19:42 CET)

Valentino Rossi es perro viejo. Se las sabe todas. Por eso, a pocos han sorprendido las declaraciones sorpresivas, valga la redundancia, del piloto italiano en que aseguraba no entender por qué Yamaha no ha permitido a Jorge Lorenzo que haga los test de Jerez con Ducati. El piloto mallorquín será el único de los nuevos fichajes para el próximo curso que se quedará sin probar la moto nueva, ya que tanto Maverick Viñales (correrá en Yamaha) como Andrea Iannone (Suzuki) han recibido las preceptivas autorizaciones de sus actuales equipos: Suzuki y Ducati.

En un cambio de cromos a tres bandas, el único perjudicado es Jorge Lorenzo. Y detrás, desde la sombra, hay alguien que ha hecho todo lo posible porque este perjuicio se llevase efectivamente a cabo: el propio Valentino Rossi.

Según ha podido saber Diario Gol, a Valentino no le hacía ni pizca de gracia ayudar al que será su enemigo el año que viene. Una de sus frases más habituales en los últimos tiempos es la traducción en Italiano de "a Lorenzo, ni agua". Son rivales en el mismo equipo y lo serán todavía más la próxima temporada, sobre motos distintas. Por tanto, Rossi no quiere tener piedad.

Ducati juega mal sus cartas

Desde el minuto uno son enemigos, contrincantes por el título mundial de 2017. Es por este motivo que, en una reunión secreta que los capos de Yamaha celebraron con Rossi y sus allegados, se pactó no dar la autorización para que Jorge pruebe la Ducati en Jerez. En principio, el balear tendrá que esperar a los test de Valencia, donde se correrá la última carrera de la temporada.

Lo raro es que siendo una operación a tres bandas, Ducati no haya metido presión a Yamaha. La firma italiana le podía haber dicho a Suzuki que si Yamaha no daba la autorización a Lorenzo, Ducati no se la daba a Iannone (próximo fichaje de Suzuki). Y si Suzuki no recibía la autorización para Iannone, se podía negar a dársela a Maverick Viñales para probar con Yamaha. Por tanto, para el beneficio colectivo, lo lógico hubiese sido que todos dijesen sí. Ducati ha jugado mal sus cartas. 

Cruce de declaraciones

Esto es lo que ha opinado Jorge Lorenzo al respecto: "Por todas las cosas que he logrado con Yamaha, me merezco hacer los test de Jerez, pero no depende de mí. De momento, parece que haré con Ducati el test de después de Valencia, aunque todavía no tengo la autorización para hacerlo. Parece que Yamaha no está muy de acuerdo en permitirlo, aún así, respeto su decisión".

Y esta es la contundente respuesta de Lin Jarvis, capo de Yamaha: "Esto es un deporte pero también un negocio, no es caridad". 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad