Valentino Rossi manda ir a Maverick Viñales a por Marc Márquez

stop

El italiano mueve los hilos

02 de julio de 2017 (11:19 CET)

Ya tardaban en salir. Los primeros piques entre los aspirantes al Mundial de MotoGP ya han empezado a aparecer. Así lo pudimos ver en las sesiones de clasificación celebradas en el circuito de Sachsenring antes de la disputa de la carrera de este domingo.

En un momento de la Q2, Marc Márquez y Maverick Viñales mantuvieron un duelo que terminó en un toque entre ambos pilotos.

Por suerte para ambos, no tuvo más consecuencias. Aunque lo normal en estos casos es que uno o los dos motoristas acaben por el suelo, los dos catalanes mantuvieron la compostura y siguieron compitiendo.

Zanjan el tema

Pero el asunto no se quedó ahí. Una vez finalizada la prueba, Marc y Maverick se encontraron en el asfalto y subidos en sus máquinas mantuvieron una discusión sobre lo que había ocurrido.

Cada uno defendió su posición, e incluso Márquez habló del asunto ante los medios de comunicación.

"Ahora tengo claro dónde están los límites. Lo importante es que ninguno de los dos se ha caído, está claro que cada uno tendrá su versión", señaló el de Cervera.

"Le he preguntado que por qué ha hecho eso, pero no he entendido lo que quería decir. Realmente, nada, cosas de qualifying, pero está claro que cuando sucede algo así sabes dónde está límite a partir de ahora. Ningún problema. Me lo guardo por si algún día tengo que utilizarlo", rebatió el de Yamaha

Rossi se frota las manos

El percance terminó ahí, pero dejó a Valentino Rossi con una sonrisa de oreja a oreja. Al heptacampeón le va de lujo el pique entre los dos pilotos.

El rival a batir es Márquez y cualquier hecho que le debilite lo más mínimo será positivo para la escudería nipona y para Il Dottore. Viñales es el mejor escudero de Rossi y Yamaha quiere el título este año sea como sea.