Valentino Rossi, el 'padrino' de Mugello

stop

El piloto italiano, que se alzó con la pole, tiene a un séquito de aficionados preparados para armar jaleo contra Marc Márquez

La sorpresa bestial de Valentino Rossi para acabar con Marc Márquez

21 de mayo de 2016 (15:26 CET)

Benvenuto Valentino. El piloto de motociclismo más laureado de todos los tiempos vuelve a casa. La hinchada de Mugello ha recibido a Valentino Rossi como a un auténtico héroe en las jornadas de entrenamientos y clasificación que se disputaron el viernes y el sábado. Durante la carrera del domingo se espera un ambiente mucho más caliente. A favor del ídolo, Valentino Rossi, que estrena un caso especial para la ocasión con el nombre de Mugello en grande. Y muy hostil hacia los pilotos españoles Marc Márquez y Jorge Lorenzo, que llevarán guardaespaldas.  

Rossi empezó con malas sensaciones en los libres del viernes, pero este sábado se desquitó las dudas y se coronó como el más rápido, logrando la pole position por delante de sus principales rivales. Hacer un buen papel es la principal clave de Mugello, para acortar distancias con Lorenzo y Márquez y empezar a asegurar el que tiene que ser su octavo título mundial en MotoGP.

Pero no será suficiente con realizar una actuación soberbia sobre la moto. Es ahí donde entran en juego sus secuaces. Los tifossi de Rossi, siempre dispuestos a rendir pleitesía al mediático piloto, que más que un deportista recuerda a El Padrino con escenarios de este tipo, se encargarán de incomodar todo lo posible la estancia de los españoles. Incluso pitarán al hermano de Marc, Àlex. De momento, ya han comenzado a notar la presión: Márquez saldrá cuarto y Lorenzo quinto.

Es la hora del 'Dottore'

Rossi se muerde la lengua, mientras las cosas vayan bien intentará no avivar nuevas polémicas contra sus competidores. Ahora tiene todo el apoyo de Yamaha, toda vez que Jorge Lorenzo dará el salto a Ducati el próximo curso, y eso lo tranquiliza. Pero aún así, se siente más seguro si los medios italianos y los hinchas cargan duramente contra el mallorquín y especialmente contra Márquez, el responsable de que no levantase su octava corona en Valencia el año pasado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad