Valentino Rossi destroza a Maverick Viñales con una bronca bestial en Yamaha

stop

La rivalidad entre los dos compañeros explota en Le Mans

Valentino Rossi ya tiene sustituto en Yamaha | EFE

21 de mayo de 2017 (15:22 CET)

El GP de Francia es uno de los favoritos de Valentino Rossi. Uno de aquellos circuitos donde el piloto italiano suele sacar algo positivo.

De hecho, durante su funesta etapa con Ducati, fue el único circuito donde logró hacer dos podios en los dos años que corrió para el equipo italiano.

Por ello, no es de extrañar que al terminar la carrera de Le Mans, Rossi llevase un cabreo de época. De los que pasan a la historia.

No se veía al piloto de Tavullia tan enfadado desde que Marc Márquez se metió en su lucha por el Mundial contra Jorge Lorenzo en 2015.

Esta vez, Márquez no tenía nada que ver. El culpable de la ira de Rossi, no obstante, es otro español. Su compañero de equipo: Maverick Viñales.

El piloto catalán venció a Rossi en la última vuelta en Le Mans. Llevó a su compañero al límite. Tanto, que il Dottore terminó cayendo.

Rossi mordió el polvo y, al llegar a boxes, explotó de rabia. No podía entender cómo su "novato" compañero se la había jugado de esa manera.

"Tengo el enemigo en casa", repitió Rossi a personas de su entorno. Estaba indignado porque Viñales se ha saltado todas las órdenes de equipo.

Desde Yamaha le vendieron a Rossi que la llegada de Viñales no sería una traba para lograr su décimo Mundial, al contrario.

De la decepción a la rabia

Que al ser su primer año, necesitaría adaptación y el recién llegado remaría para hacer equipo y ayudar a Valentino a regresar a lo más alto.

Nada más lejos de la realidad. Viñales apretó a Rossi en los instantes finales de la carrera. Intentó varias maniobras peligrosas hasta que, en una de ellas, lo adelantó.

Y Rossi, presa de la rabia, trató de rebasarlo en la última curva con tan mala fortuna que no pudo sostener la moto y se fue al suelo. Una frustración brutal.

La buena noticia para el italiano es que Marc Márquez también se cayó. Por tanto, su otro gran rival directo sigue a la misma distancia.

Ahora, el enemigo a destronar es Maverick. Pero ojo, porque hay otros dos pilotos que empiezan a dar guerra: el joven Johann Zarco y Dani Pedrosa, segundo y tercero respectivamente.

Las Ducati, por su parte, se metieron en puntos. Andrea Dovizioso terminó cuarto y Jorge Lorenzo rebasó la línea en sexta posición.