La reacción más bestia de Rossi a la victoria de Márquez en el GP de Alemania | EFE

Valentino Rossi desmonta la victoria de Marc Márquez con bronca en Yamaha (y Jorge Lorenzo saca los colores a Ducati)

stop

El italiano explota con los resultados del GP de Alemania

02 de julio de 2017 (15:23 CET)

Al rojo vivo. Pocos Mundiales de MotoGP se recuerdan tan emocionantes como el que estamos viviendo en el 2017. Hasta cuatro pilotos se disputan el liderazgo en cada carrera en un campeonato que no parece que se vaya a decidir antes de la última carrera.

Marc Márquez se alzó con la victoria y volvió al lugar en el que terminó la temporada pasada: arriba del todo. Segundo fue Jonas Folger, la gran sospesa de la carrera. El alemán firmó una gran actuación en su propia casa. Dani Pedrosa completó el podio, mientras que Maverick Viñales y Valentino Rossi fueron cuarto y quinto respectivamente.

Con todo, el ilerdense lidera el Mundial con 129 puntos, seguido de Viñales, con 124, y de Dovizioso, con 123. Rossi se situa cuarto, con 119 puntos, mientras que un poco más alejado encontramos a Pedrosa, con 109 puntos.

Pero el GP de Alemania no solo dejó una nueva clasificación. Los resultados de la novena cita de la temporada no hicieron más que confirmar las sospechas que arrastra Rossi desde hace semanas.

El mensaje de Rossi

No es la primera vez que Il Dottore señala las diferencias entre lo que ocurre en Yamaha y en Honda. Concretamente, el italiano apunta a que, mientras en HRC Márquez tiene en Pedrosa a su gran escudero, el heptacampeón se las tiene que ver en cada GP con su compañero, cuyo comportamiento es el de un rival de verdad.

Valentino considera que si él tuviera un aliado como el que tiene Marc, todo sería muy diferente. Sin ir más lejos, en Sachsenring, cuando Dani iba segundo, no se ha atrevido a atacar a su compañero, mientras que cuando ha caído hasta la tercera posición se ha dedicado a hacer de pantalla con el resto de pilotos. 'Vale' asegura que el de Sabadell está completamente a las órdenes de Marc.

Mientras tanto, el de Urbino no ha tenido ninguna concesión por parte de Viñales, que le ha barrado el paso durante todo el último tercio de la carrera.

Nuevo fracaso en Ducati

Ajenos a todo ello, en Ducati lidian con otros problemas. Jorge Lorenzo ha vuelto a firmar otra carrera nefasta. El balear empezó sexto y terminó undécimo, avergonzando de nuevo a la escudería italiana. Todo ello mientras Andrea Dovizioso, el supuesto segundo piloto del equipo, ha vuelto a pasarle la mano por la cara, aún quedando octavo.

Al mallorquín no dejan de recordarle que sus resultados no justifican ni uno de los 12 millones que le convierten en el piloto mejor pagado de la parrilla. Las oportunidades del ex campeón para demostrar a los responsables de Bolonia que no se equivocaron con su fichaje se acaban.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad