Valentino Rossi desmonta a Viñales con tres reuniones (y pone a Marc Márquez en el punto de mira)

stop

El italiano no afloja

Valentino Rossi marca el camino en Yamaha | EFE

06 de abril de 2017 (11:46 CET)

Gran inicio. Después de atravesar varias dificultades en los test de pretemporada y de generar todo tipo de dudas entre los responsables, rivales y aficionados, Valentino Rossi dio la campanada en el Gran Premio de Qatar.

El italiano fue tercero por detrás de Andrea Dovizioso y dejó claro que es uno de los principales aspirantes al título. El de Urbino quiere cerrar el año con su décimo Mundial (el octavo en la máxima categoría). Sin embargo, Il Dottore tiene algunas preocupaciones.

Pronósticos

Vale opina que la victoria de Maverick Viñales en el GP de  Losail, a pesar del pacto no escrito en el que acordaron que el catalán le ayudaría a ganar y Rossi le devolvería el favor en los años venideros, pueda convertir a su compañero en su principal rival. No obstante, opina que con el paso de las carreras caerá en la clasificación.

 Por contra, sabe que a las Honda de Marc Márquez y Dani Pedrosa les va de maravilla el trazado de Termas de Río Hondo. El de Urbino espera que el de Cervera dé un paso al frente en el GP de Argentina.

Con el objetivo de minimizar los hándicaps, el dorsal '46' ha tenido tres reuniones en los últimos días con los responsables de las diferentes parcelas de la escudería.

Rossi toma la palabra

Valentino habló con los dirigentes de Yamaha, a los que exigió que mejoraran los parámentros de la moto. Con el motor sellado y la prohibición de cambios en el motor durante la temporada, la clave para salir victorioso serán los detalles electrónicos que controlan la moto.

El heptacampeón también se reunió con Ramón Forcada, el jefe de mecánicos del equio nipón. Al catalán le pidió dos mejoras concretas en la moto en base a los errores cometidos en Losail: los reglajes y los neumáticos.

Rossi se reunió también con el máximo responsable de Yamaha, Lin Jarvis. El italiano le recordó al 'jefe' que el ex campeón es el número uno. El piloto cree que Maverick irá hacia abajo y reclamó que desde el seno interno del equipo remen para que, llegado el momento, pongan todos los esfuerzos para que sea él el que se lleva el Mundial. Incluido su compañero Viñales.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad