Valentino Rossi corta las alas a Maverick Viñales en Yamaha

stop

El piloto italiano frena la euforia del catalán con un mensaje rotundo

Valentino Rossi pone a Yamaha patas arriba con una bronca descomunal | EFE

17 de noviembre de 2016 (12:58 CET)

Valentino Rossi tiene otro motivo de preocupación en Yamaha: Maverick Viñales.

El piloto de Figueres, su futuro compañero en el Mundial de MotoGP, hizo los mejores tiempos en los test oficiales de Cheste. En Yamaha casi todos celebraron la rápida adaptación a su nueva motos. La única excepción fue Valentino Rossi, que no tuvo buenas sensaciones.

Rossi y Viñales mantienen una estrecha amistad. El piloto de Figueres ha compartido muchas vivencias con el heptacampeón del mundo de la máxima cilindrada en el rancho que éste tiene en Tavullia. Con Lorenzo, en cambio, la relación era mucho más tensa y profesional.

El fichaje

Valentino avaló personalmente el fichaje de Viñales. Celebró su llegada a Yamaha y le pidió la máxima colaboración para el Mundial de 2017 a cambio de tutelar su futuro.

El mensaje de Valentino Rossi a Viñales ha sido asumido por la cúpula de la marca japonesa. En los últimos días, algunos ejecutivos ya han notificado al piloto de Figueres que su adaptación a Yamaha será progresiva y que en 2017 deberá trabajar para Rossi.

El piloto italiano está obsesionado con ganar el próximo Mundial. Este año no ha tenido opciones de superar a Marc Márquez, pero sigue sin olvidar el desenlace del campeonato de 2016 ganado por Lorenzo.

Rossi insiste en conversaciones privadas con personas de su confianza que el Mundial de MotoGP le debe un título. Y, a sus 37 años, cree que sus opciones se acaban. Por eso, considera imprescindible comenzar bien el próximo Mundial.

Nueva moto

La cúpula de Yamaha ha hecho autocrítica en los últimos días al reconocer que no pudo evolucionar el motor de la moto de Valentino Rossi desde el Gran Premio de Italia. Desde entonces, Márquez fue muy superior al italiano.

Yamaha ha prometido una moto "radical y revolucionaria" a Rossi. Las primeras pruebas, sin embargo, no fueron satisfactorias para El Doctor. Sus tiempos no fueron buenos y contrastaron con los buenos registros de Viñales.

Viñales, de hecho, fue el único piloto capaz de bajar de 1'30" en el circuito Ricardo Tormo de Cheste. Su mejor tiempo fue de 1'29''975, por debajo del récord oficial del circuito que marcó Lorenzo en la carrera del pasado domingo. Se quedó a medio segundo del récord de la pole (1'29''401) que había firmado un día antes el piloto balear.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad