Valentino Rossi cierra reuniones secretas para atar el Mundial

stop

El piloto de Yamaha diseña el plan perfecto para terminar con Marc Márquez y Jorge Lorenzo

Miradas que matan: Valentino Rossi destroza a Jorge Lorenzo | EFE

11 de junio de 2016 (20:07 CET)

Valentino Rossi ha atado todos los cabos sueltos. ¿Con qué objetivo? Asegurarse que, este año sí, volverá a ser el campeón del mundo de motociclismo. Para ello, el calculador piloto italiano ha diseñado un plan perfecto que guarda en secreto. Lo ha ido tejiendo poco a poco.

Los planes maquiavélicos de Rossi empezaron a fraguarse cuando le levantaron el pasado Mundial, en la última carrera del año, en Valencia. Se quejó mucho del biscottone supuestamente protagonizado por Marc Márquez y Jorge Lorenzo para hacer campeón a este último. A partir de ahí fue tejiendo una tela de araña que, poco a poco, a tomado forma de trampa mortal.

El primer paso, consistió en generar una enorme presión mediática contra los dos pilotos españoles. Especialmente agresiva en los circuitos italianos, pero que también se notó en otros trazados supuestamente neutrales, como fue el caso de Catar.

Provocaciones a Lorenzo

Más importante que este punto iban a ser las provocaciones a Jorge Lorenzo. No fue difícil. El mallorquín entra rápido al trapo. Le picó con astucia al decir que "no tenía cojones" de irse a Ducati. Y Lorenzo vino a decir: "¿Que no? Pues toma". Y fichó por el equipo italiano.

Quitarse a Jorge Lorenzo del medio fue clave, ya que acto seguido vino el acuerdo con Yamaha para ser, ante la duda, el preferido. Evidentemente Yamaha prefiere que gane el Mundial un piloto que seguirá en el equipo el año que viene que no un piloto que abandona la escudería.

Los 'biscottos' de Rossi

Y a todo esto hay que sumar los nuevos biscottos de Rossi. Primero con Maverick Viñales, su futuro compañero en Yamaha. El piloto que le ayudará este año desde Suzuki –ya lo hizo en la clasificación para Mugello– como especialmente el año que viene a conseguir, al menos, la décima corona del mundo. A partir de ahí, Rossi le enseñará para que sea su heredero al trono.

De otro lado, llegó el pacto con Andrea Iannone. El italiano, rebotado con Lorenzo porque tendrá que dejar Ducati, también se comprometió a hacer todo lo posible por hacer que Rossi sea campeón. Lo que pasó en Barcelona, con el derribo a Lorenzo, fue un accidente. Pero todo el mundo en el paddock tiene muy claro que de ser Rossi el que iba delante, no hubiese pasado.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad