Valentino Rossi calienta MotoGP con una nueva acusación contra Marc Márquez

stop

La temporada 2017 calienta motores

La rivalidad entreViñales y Márquez crece a marchas forzadas | EFE

20 de febrero de 2017 (17:00 CET)

Espina clavada. Valentino Rossi no olvida. A falta de poco más de un mes para que el Mundial de MotoGP dé el pistoletazo de salida, los pilotos ya calientan motores.

Con los resultados de los primeros tests en el tintero, los equipos ya preparan sus joyas para el último examen de pretemporada. En Qatar, las marcas podrán tener el último contacto previo a las carreras oficiales.

En este caso, la expectación ya ha comenzado a cocinarse. Mientras que las nuevas motos han sido presentadas, la incertidumbre reina para conocer los cambios introducidos y los resultados que dejan los nuevos pilotos.

Jorge Lorenzo continúa acomodándose a la Ducati, mientras que Maverick Viñales parece totalmente afianzado a su nuevo equipo. Valentino ha acogido al catalán con los brazos abiertos en los boxes de Yamaha.

Viñales no se deja intimidar

Mucha tela por cortar. Justo acaba de comenzar pero Rossi ya ha lanzado un mensaje. Y es que en la presentación oficial de la escudería azul, el italiano dejó caer que no olvida lo que pasó en 2015.

Marc Márquez le arrebató el décimo mundial en la última prueba. Una espina que il dottore sigue teniendo clavada. Por ello, este año, el nueve veces campeón del mundo intentará saldar las cuentas conquistando de nuevo el trofeo.

Para lograrlo, parece ser que contará con el soporte de su nuevo compañero. A diferencia de Lorenzo, los ánimos en los boxes están más que calmados, por lo que todo apunta a que Maverick y 'Vale' trabajarán codo con codo.

Aun así, este acuerdo entre compañeros no ha estado exento de influencias exteriores. Al parecer, Rossi apunta a Márquez de querer hacer su propio 'biscotto'.

Tal como desvelan fuentes internas del paddock a las que Diario Gol ha tenido acceso, el italiano está seguro que Marc ha intentado convencer a Viñales para que, de necesitarlo, le haga un flaco favor. Entre compatriotas.

Maverick no quiere ni oír hablar de pactos ni acuerdos y se centra en marcar la mejor temporada de su vida. Ni Márquez ni Rossi, el joven de Yamaha no se deja intimidar. El caso de Lorenzo no se repite. ¿Dará la campanda?