Valentino Rossi arrincona a Jorge Lorenzo en las mejoras para la Yamaha

stop

El piloto italiano asume el mando en las mejoras, mientras el mallorquín va a rueda

14 de junio de 2016 (22:34 CET)

Valentino Rossi tiene a Jorge Lorenzo arrinconado en Yamaha. El plan del piloto italiano marcha sobre ruedas desde que el mallorquín decidió cerrar, y oficializar, su acuerdo para competir en Ducati la próxima temporada. Cansado de compartir box con Rossi, y de sus disputas internas, el piloto de Palma optó por alejarse en lo que considera son los últimos años del Dottore.

Rossi tiene ahora toda la autoridad en Yamaha. Se ha convertido en el que toma todas las decisiones sobre la moto ya que, por normativa, hay ciertas características referentes al motor que deben compartir las dos motocicletas del mismo equipo, más allá de que después puedan variar sus estrategias en otros aspectos, como los neumáticos.

Si en Honda es Marc Márquez el que toma las decisiones principales sobre la moto, como confirmó en Barcelona con un cierto resquemor Dani Pedrosa, en Yamaha es Valentino Rossi. A principios de temporada había más consenso entre ambos pilotos, por el prestigio que los dos se han ganado a lo largo de los años. Ahora, todo depende del italiano, que está haciendo una moto a su imagen y semejanza.

El más corpulento

Rossi, que es más corpulento que Lorenzo, Pedrosa y Márquez, necesita una moto con mucha potencia. No es imprescindible una gran aceleración, pero sí ese plus de velocidad que le permitió ganar sin problemas, por ejemplo, a Márquez en Montmeló. De hecho, Rossi salió muy mal, se puso octavo y remontó hasta sellar la victoria.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad