Valentino Rossi mueve los hilos en MotoGP | EFE

Valentino Rossi apuñala a un piloto de MotoGP (y el lío llega a Marc Márquez)

stop

El itaiano mueve los hilos

12 de septiembre de 2017 (11:55 CET)

Ni de broma. Así respondió Valentino Rossi a la última propuesta que le hicieron los responsables de Yamaha, antes de la disputa del Gran Premio de San Marino.

El italiano no pudo participar en la prueba después de haber sufrido una fractura de tibia y peroné mientras se entrenaba la semana pasada con su moto de enduro. Il Dottore sufrió una caída y rápidamente fue trasladado a un hospital de Urbino.

Al margen de que la versión dada por el piloto sea la real o no y de que en la escudería japonesa todavía no hayan dado una versión oficial sobre el asunto, los responsables del equipo nipón se pusieron manos a la obra de cara al GP de San Marino.

Propuesta arriesgada

En este sentido, los mandatarios de la escudería le propusieron a Rossi que Johann Zarco, una de las revelaciones del actual Mundial de MotoGP, le sustituyera en las siguientes carreras.

El francés está firmando un año espectacular en Yamaha Tech 3, el equipo satélite de la marca azul, con la que anda sexto en la clasificación con 110 puntos, solo por detrás de Marc Márquez, Andra Dovizioso, Maverick Viñales, Valentino Rossi y Dani Pedrosa, y por delante de Danilo Petrucci o de Jorge Lorenzo.

De hecho, en Yamaha pretenden que Zarco sea el recambio del de Urbino cuando el ex campeón decida aparcar la moto definitivamente.

Rossi dice “no”

Pero Valentino se negó. No está dispuesto a aceptar que el joven piloto coja su M1, sobre todo por miedo a que pueda conseguir resultados mejores de los que está cosechando el heptacampeón

En su lugar, Rossi aceptó que Michael van der Mark, piloto de Yamaha en Superbikes –menos experimentado en MOtoGP-, sea su sustituto a partir del GP de Aragón que se disputa el próximo 24 de septiembre en el circuito de Motor Land, después de que en Misano finalmente no fuera reemplazado.

Y es que nadie como Vale mueve los hilos en MotoGP. El ejemplo más claro lo vivió Marc Márquez el pasado fin de semana, cuando los aficionados tifosi le dedicaron al catalán una ovación cuando el de Cervera sufrió una caída durante los entrenamientos. Y es que hasta los seguidores del piloto italiano mantienen la consgina de remas a favor de Rossi en cualquier situación. Aunque ello vaya en contra del espectáculo y dle fair play.