Valentino Rossi apuñala a Maverick Viñales por la espalda

stop

El capo de Yamaha deja muy claras cuales son las normas del juego 

Valentino Rossi tiene un nuevo plan (y Marc Márquez lo sabe) | EFE

02 de mayo de 2017 (22:43 CET)

De menos a más. Valentino Rossi no obtuvo buenos resultados durante los test de pretemporada. Lo mejor del italiano fue un quinto puesto en las pruebas celebradas en Lossail, Qatar.

Pero empezó la competición oficial y todo cambió. El de Urbino fue tercero en el estreno del Mundial de MotoGP y segundo en los Grandes Premios de Termas de Río Hondo, en Argentina, y de Las Américas, en Austin.

Unos resultados con los que se ha situado líder de la clasificación por delante de Maverick Viñales. El catalán ganó las dos primeras carreras, pero en Austin no pudo terminar a causa de una caída, lo que permitió a Il Dottore situarse en la cabeza de la tabla.

La estrategia de Yamaha

En esta situación, las instrucciones son claras en Yamaha. Todo apunta que Valentino estará por delante de Viñales y en la escudería japonesa acordaron que si el heptacampeón tenía posibilidades remarían para que se haga con la victoria a final de curso.

Maverick lo pondrá todo para dar la sorpresa, pero si ambos tienen la opción de ganar, la escudería mediará para que sea Rossi el que tenga preferencia. Il dotorre tiene claro su objetivo para esta temporada; debe conseguir la décima corona –el octavo en la categoría reina-. Todo el equipo, incluido Maverick, trabajarán en una misma línea. Se volcarán con el piloto de Urbino.

La apuesta por Viñales apuntala el futuro, pero la realidad es que Yamaha hará todo lo que tenga en sus manos para coronar a Valentino. El recién llegado debe aceptar la situación.

El otro pacto

Pero los dos pilotos ya llegaron a un pacto mucho antes de empezar la competición. Cuando Maverick llegó a la escudería japonesa, establecieron junto con Rossi el principal objetivo de la temporada. Batir a Marc Márquez. El actual campeón.

Para hacerlo pactaron que Viñales será su escudero en este Mundial y le ayudaría en lo necesario para hacerse con el título. Será su protector en cada Gran Premio y pondría todo en el asfalto para que el italiano se alce como campeón. A cambio, Valentino le convertirá en el nuevo dios de MotoGP a partir de la próximo año. En el nuevo 'jefe' de Yamaha.

De hecho, el mismo Viñales lo confirmó ante los medios de comunicación recientemente: "Este año es igual, es muy difícil batir a Márquez y si queremos hacerlo no podemos luchar entre nosotros, tenemos que trabajar juntos", confesó el catalán.