Valentino Rossi amenazó a Yamaha con largarse

stop

El piloto italiano, muy molesto con el bajo rendimiento de su moto en 2016

Valentino Rossi traza otro plan anti Márquez | EFE

26 de octubre de 2016 (09:27 CET)

Valentino Rossi afronta la recta final de su carrera en MotoGP con la máxima motivación, pero sin margen de error. A sus 37 años, el piloto italiano todavía lamenta el desenlace del Mundial de 2015 y los problemas de su Yamaha en esta temporada. El equipo japonés le ha prometido una moto "radical y revolucionaria" en 2017 para calmar su malestar por el bajo rendimiento de su moto desde la sexta carrera de este año.

Yamaha y Rossi renovaron su contrato por dos temporadas más. Es decir, hasta 2018. Las buenas sensaciones entre el piloto y el equipo sufrieron un cambio radical a partir del Gran Premio de Italia de 2016. En la sexta carrera del año, la rotura del motor de la Yamaha marcó el inicio de la caída del italiano y de su compañero de equipo, Jorge Lorenzo. La marca japonesa priorizó, a partir de entonces, la fiabilidad a la potencia y Marc Márquez dominó el Mundial con gran autoridad. Sin apenas oposición.

Pidió explicaciones

Molesto, Rossi pidió explicaciones a los responsables de Yamaha. Hasta el Gran Premio de Italia, Lorenzo había ganado tres carreras y Valentino, dos. "El motor se rompió porque el software nuevo trabajaba con un ligero retraso en lo que respecto al limitador de revoluciones", explicó Massimo Meregalli, director deportivo de Yamaha, en una entrevista concedida a El País.

El piloto italiano, desesperado, calló su frustración durante muchas carreras. Después del Gran Premio de Aragón, habló de los problemas de Yamaha. "Tenemos que saber por qué éramos los mejores al inicio de la temporada y ahora no", deslizó el heptacampeón del mundo de la máxima cilindrada.

Rossi, en privado, tuvo una tensa reunión con los responsables de Yamaha, según fuentes próximas al piloto italiano. En la misma amenazó con romper su contrato. La promesa de que en 2017 tendría la mejor moto le calmó. Ahora espera noticias y, sobre todo, que no se repita el ridículo de los últimos meses.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad