Valentino Rossi alimenta el odio hacia Marc Márquez en vacaciones 

stop

El piloto italiano piensa en la ofensiva

El secreto de Valentino Rossi en Honda que liquida a Márquez

05 de agosto de 2016 (11:42 CET)

No descansa. Valentino Rossi sabe que tiene mucha faena por delante si quiere recuperar las opciones para luchar por el mundial de Moto GP. La primera mitad de la temporada ha sido nefasta para Yamaha, que han visto como Marc Márquez les ha pasado la mano por la cara a los dos pilotos de la escudería azul. El equipo Honda, con una moto considerablemente inferior, ha conseguido situar a su piloto franquicia en lo más alto de la clasificación general. Y es que el de Cervera es un seguro al manillar. El catalán ha conseguido sacar tajada de los errores garrafales cometidos por Rossi y Lorenzo.

Rossi ya planea quitarse del medio a Márquez

El italiano está que trina. El nueve veces campeón del mundo de Moto GP intuía que este era su año para conseguir la décima. Se le está escapando. La edad comienza a pesarle a il dottore y su rendimiento va a empezar a menguar. Además, los activos de la parrilla cada vez están más fuertes, ya que suben grandes pilotos jóvenes con frescura y calidad.

Frente a todo ello, Vale sabe que no debe tirar la toalla, aunque la distancia sea cada vez más considerable. Márquez ha conseguido ampliar el colchón que día tras día parece más insalvable. Ni más ni menos que 59 puntos son los que separan a Rossi de Marc. Por ello, el italiano sabe que él solo no podrá arrebatarle el título al de Cervera y, como ya desveló GOL, il dottore teje su grupo de aliados para que le ayuden a ir contra el piloto de Honda.

Toda esta polémica no ha hecho más que crecer con el parón de vacaciones. Y es que Valentino es un tipo terco que no dejará escapar a Márquez tan fácilmente. Olvidado de su cabeza tiene ya el apretón de manos de Barcelona. Cuando las cosas se le ponían de cara, el de Yamaha quería apaciguar la situación, pero ahora que Márquez le ha pasado a todo gas, la llama se vuelve a encender. De bien seguro que Rossi tendrá tiempo para pensar como acabar con Marc. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad