Valentino Rossi activa el plan de emergencia para levantar el Mundial a Marc Márquez

stop

El piloto italiano tiene cinco carreras para dar un golpe de efecto

Valentino Rossi pone a Yamaha patas arriba con una bronca descomunal | EFE

16 de septiembre de 2016 (21:51 CET)

Valentino Rossi ha pasado a la acción. El piloto de Yamaha tiene que hacer todo lo que esté en su mano para levantar el Mundial de MotoGP a Marc Márquez. El italiano sabe que su moto es mejor y que el catalán, por muy habilidoso que sea, no es capaz de vencerle en un mano a mano. Pero necesita distraerle. Tiene que tratar de llevarlo al terreno de la polémica. Márquez resiste.

En la última carrera, celebrada en Missano, Rossi entró a la batalla dialéctica con Jorge Lorenzo. El italiano se desquició por momentos y tiró de risas burlonas para callar a su contrincante, que en realidad no hacía más que echarle un nuevo cable a Marc. Pero Rossi, muy listo, mencionó el nombre de Márquez todas las veces que pudo. A ver si conseguía que entrase al trapo.

Alianzas peligrosas

No hubo suerte. Pero todavía quedan cinco carreras y la tensión va en aumento. La distancia entre ambos es de 43 puntos y ganar una carrera supone una inyección de 25 tantos. Rossi sigue pensando que Márquez debe dejar de puntuar, al menos, en una carrera. Una caída, un abandono, lo que sea. Por ello seguirá conduciendo agresivo y no tendrá miedo al contacto. Al contrario, lo buscará. Es el plan de emergencia de Rossi, que se niega a dar por perdido el Mundial.

Rossi cuenta con jóvenes pilotos como aliados en esta causa: Maverick Viñales, Cal Crutchlow y Andrea Iannone. Márquez recibió en Missano la ayuda inestimable de su compañero en Honda, Dani Pedrosa, y la de Jorge Lorenzo en sala de prensa. Mientras Lorenzo entre a la gresca con Rossi, lo tendrá distraído y le atacará menos a el.

"Te ríes y ya está"

Márquez lo tiene claro, pero debe ir con cuidado porque sabe que Rossi ha activado el plan de emergencia: "Me gusta hablar dentro de la pista. Fuera no lo puedes controlar todo y hay pilotos que juegan de una manera y otros que juegan de otra. Pero si tú tienes la cabeza en su sitio y sabes lo que quieres, no entras en este tipo de polémicas".

"Al final lo que quiero es el título y esto me hace estar concentrado totalmente dentro de la pista. Con lo que pase fuera, te ríes y ya está. Además, si no entras al juego, no puedes jugar. Si vas a la tuya y sigues con el mismo método de trabajo y la misma mentalidad, no hay opción a entrar al juego de palabras", argumenta un sensato y maduro Marc Márquez. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad