Una foto oficial del nuevo McLaren de Fernando Alonso desata la locura (y los palos)

stop

La expectación creada por la escudería británica la convierten en el hazmerreír de la disciplina

Alonso ve una luz al final del túnel, y está fuera de McLaren | EFE

22 de febrero de 2017 (11:36 CET)

Desafortunados. Los errores de McLaren-Honda y las dos últimas temporadas nefastas protagonizadas por los británicos les sitúan bajo el punto de mira de sus rivales y de los aficionados.

Como ocurre con todo hoy en día, la gente espera los resbalones de los demás para hacer sangre en internet. Todo vale en la red para dejar en evidencia a quién sea. Cuánto más proyección internacional tenga, mejor.

En el punto de mira

Fernando Alonso y su escudería no escapan a los ataques de los internautas y de los usuarios de las redes sociales. Más después de los resultados cosechados en los dos últimos años.

Promesas y más promesas que no se cumplen. El ambiente en Woking hace tiempo que se convirtió en una trinchera de guerra. Los responsables señalan a Alonso por no dar la talla y el piloto culpa a los ingenieros de no estar a la altura. Cada uno tira por su lado hasta que la cuerda se rompe. El resultado ya lo conocemos. Decepción total.

El cambio de normativa debería favorecer a los McLaren. Están seguros de que esta será su temporada. Así lo confirman ante los medios y se lo prometen al asturiano. Mientras tanto, los detractores están atentos a los movimientos de la escudería.

La promoción se les gira en contra

En los últimos días en el equipo inglés promocionan el McLaren Golden Ticket, una invitación exclusiva para asistir a la presentación del nuevo MCL32 que tendrá lugar el próximo 24 de febrero.

En el anuncio de la promoción, los responsables incluyeron una fotografía del nuevo bólido con unos colores que llamaron la atención. El coche de Alonso aparece pintado de color negro y amarillo.

El diseño del monoplaza gustó mucho a los aficionados, pero no tanto como los colores escogidos. La instantánea provocó las burlas de la mayoría de seguidores en las redes sociales. Algunos incluso le cambiaron el color y lo pintaron incluso de color rosa.

La nueva promoción de la compañía vuelve a generar dudas. Mucha fotografía pero poca información técnica. Los fans ya no confían en los británicos.

Más vale que responsa sobre el asfalto. Si después de tantas promociones e incógnitas el coche no da la talla, serán otra vez el hazmerreír de la Fórmula 1. A continuación, la imagen de la discordia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad