Tres llamadas que liquidan a Fernando Alonso en McLaren (y dejan a Briatore por mentiroso)

stop

El piloto asturiano se ofreció a Mercedes

Las primeras imágenes del Red Bull destrozan a Fernando Alonso | EFE

10 de diciembre de 2016 (12:39 CET)

Fernando Alonso está fulminado en McLaren. El piloto asturiano cumplirá el último año que le queda de contrato y, posteriormente, dirá adiós al equipo británico.

Desde la escudería de Woking están decepcionados por cómo Alonso se ha movido más que nadie para intentar ocupar la vacante que deja Nico Rosberg en Mercedes.

Es por ello que las dudas que había en el aire sobre la posible renovación de Alonso con McLaren se han disipado. En estos momentos, el nuevo director ejecutivo, Zak Brown, no cuenta con él.

Más fuera que dentro

Alonso habla constantemente de su futuro y suele dar a entender que será él quién tome las decisiones. De sus palabras se suele intuir que ofertas no le faltan.

De hecho, parecía que dependía de él la posibilidad de renovar con McLaren en 2018. Pero nada más lejos de la realidad. Ahora mismo está más fuera que dentro de Woking.

De nada sirven las declaraciones de Flavio Briatore, hombre de confianza de Alonso, para tratar de arreglar el desaguisado: "Hay un contrato y lo vamos a respetar".

Llamadas peligrosas

Desde McLaren conocen las tres llamadas que hizo el entorno de Alonso para buscar hueco en Mercedes: llamó a Toto Wolff, a Niki Lauda y el propio Alonso habló con Lewis Hamilton.

Además, también hubo llamadas a Zak Brown y Eric Boullier sondeando la posibilidad de salir en caso de que Mercedes ofreciese el monoplaza de Rosberg.

Sentó muy mal. Y ya han visto que Alonso no es de fiar. En estos momentos, la premisa pasa por dar la mínima información posible sobre el nuevo coche al asturiano para que se vaya en un año. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad