Terrible última hora de Michael Schumacher que deja a Fernando Alonso sin palabras

stop

El preocupante estado del ‘Kaiser’ sale a la luz

07 de octubre de 2017 (11:34 CET)

Momentos difíciles. Nada ha vuelto a ser lo mismo en la casa de los Schumacher desde que Michael sufriera un accidente mientras practicaba esquí el pasado 29 de diciembre del 2013.

El germano pasó 10 meses en el hospital antes de ser trasladado a su mansión en Gland, en Suiza. Desde entonces muy poco se sabe a ciencia cierta sobre su estado físico. Solo su hermano Ralf, su familia y sus amigos más íntimos entran en la casa de los Schumacher.

Dramático

Hace unos meses, el portal Las2orillas publicó un artículo en el que aseguraba que el ‘Kaiser’ pesaba 45 kilos y medía 1,60 metros.

Además, apuntaba que no hablaba, no se movía y no respiraba de forma natural, sino a través de una máquina artificial durante las 24 horas del día.

En la información añadían que hasta 15 especialistas le atendían día y noche en su casa, donde permanecía postrado en la cama. En total, el tratamiento le costaba a la familia Schumacher unos 100.000 euros mensuales.

Preocupante

Pero al margen de esta información poco más se sabía de las evoluciones del ex piloto. Hasta esta semana. El portal Auto-bild.ro ha aportado en las últimas horas nueva información acerca del alemán, aunque las noticias no son nada buenas.

"Desgraciadamente está en coma, luchando por su vida y aguantando a duras penas, no creemos que tenga muchas posibilidades. Toda la gente que le quiere viene a verle cada día", afirma el medio digital que ha revelado un familiar del germano.

La información tiene en vilo a muchos aficionados al motor, así como a gran parte de los que forman actualmente la Fórmula 1 y que compartieron algún momento con el ex campeón, entre ellos Fernando Alonso. Estaremos atentos a las evoluciones.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad