Stoffel Vandoorne mete el miedo en el cuerpo de Fernando Alonso

stop

El piloto reserva de McLaren-Honda tiene la oportunidad de ganarse un volante en la Fórmula 1

Stoffel Vandoorne

01 de abril de 2016 (13:17 CET)

Todas las alertas activadas. La baja de Fernando Alonso para el GP de Bahréin da una oportunidad inmejorable al piloto reserva de McLaren-Honda, el ojito derecho de Ron Dennis, el joven Stoffel Vandoorne. El bicampeón español sabe que una buena carrera de su sustituto podría dejarlo retratado. Todo, en medio de los constantes rumores sobre el futuro de Alonso y de la promesa de Dennis a Vandoorne sobre que tendrá un volante en Fórmula 1 en 2017.

Dennis ha llamado con carácter urgente a Vandoorne, que se encontraba en Japón para disputar los test de Superfórmula. El capo de McLaren tiene muchas esperanzas puestas en él. "Esperamos que esté a punto" para 2017, ha reconocido Dennis recientemente. Asegura que el piloto tiene la "inteligencia" y la "fortaleza" necesarias para correr en Fórmula 1. Pero sobra uno: Button, el corredor de casa, o Alonso, que nunca ha comulgado con el jefe.

La apuesta de Dennis

Todos saben en McLaren-Honda, incluido Alonso, que el coche ganador no llegará antes de 2018. También saben que Fernando (y Jenson, en menor medida) tiene un salario excesivamente elevado para los resultados que consigue. Dennis, en esta línea, es partidario de dar oportunidades a jóvenes pilotos, sin presión y con muchas ganas, para relanzar la marca en un par de años. Pero deberían empezar a familiarizarse ya con las herramientas y los trazados.

Vandoorne tiene en Bahréin una importante oportunidad para ganarse un puesto como titular de McLaren en 2017. Es posible, incluso, que la vida le dé una segunda opción en el GP de China. Alonso, mermado por el accidente de Australia, también es duda para la tercera carrera.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad