Salen a la luz detalles escondidos del accidente de Fernando Alonso en Australia

stop

Los escalofriantes datos confirman las palabras del piloto: "He gastado una vida"

Fernando Alonso, aturdido tras el accidente de Australia

21 de abril de 2016 (11:53 CET)

"Hoy he gastado una de las vidas que me quedaban". Fernando Alonso tenía mucha razón cuando salió casi ileso del grave accidente de Australia, en la primera carrera del Mundial 2016. Los nuevos datos revelados por la publicación Autor Motor und Sport confirman estas palabras. Datos escalofriantes aportan más luz que nunca al choque del bicampeón español.

Los datos conocidos explicaban que el impacto se produjo a 46 fuerzas G, y que el asiento de Alonso se agrietó. La última información confirma, además, que la visera del piloto se abrió durante el vuelo de Fernando y su aterrizaje contra el muro. Las imágenes procedentes de la nueva cámara de alta velocidad sobre el frontal del cockpit, para analizar el comportamiento de los coches con las fuerzas G, ofrecen esta información.

Las imágenes descubren que la visera de Alonso cedió ante las fuerzas laterales y que el piloto cerró fuertemente los ojos antes del impacto contra las barreras.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad