Ron Dennis tienta a Mercedes con un trueque entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton

stop

El presidente ejecutivo de McLaren insiste en fichar al piloto británico y quiere rescindir su contrato con el bicampeón del mundo

Alonso y Hamilton coincidieron en McLaren

08 de mayo de 2016 (10:48 CET)

Ron Dennis, presidente ejecutivo de McLaren, siempre ha tenido una especial devoción por Lewis Hamilton. El dirigente inglés siempre tuvo un trato cercano con el actual campeón del mundo y cree que él sabría reconducir los problemas actuales del piloto, muy cuestionado en Mercedes por sus juergas nocturnas. Dennis, en cambio, no tiene una buena sintonía con Fernando Alonso, de quien prescindiría sin problemas al acabar esta temporada. Con estos condicionantes, el jefe de McLaren ofrece un trueque a Mercedes entre Alonso y Hamilton, una opción que ya fue rechazada hace dos años.

Mercedes tiene ahora la pelota en su tejado. En Alemania están muy molestos con el rendimiento (segundo clasificado, tras Rosberg) y el comportamiento de Hamilton en los últimos meses. El piloto británico, que sigue sin ganar una carrera en 2016, ha sido casi siempre noticia por sus fiestas y sus excesos, transmitiendo una imagen rebelde que choca con los valores de la escudería germana.

El mejor escaparate

Dennis, sin embargo, está convencido de que puede motivar a Hamilton con su propuesta deportiva. El presidente ejecutivo de McLaren está obsesionado con construir un nuevo campeón (su apuesta es Stoffel Vandoorne) y considera que Lewis sería el mejor espejo para el joven piloto belga. En Inglaterra, además, un sector de la prensa reclama el regreso de Hamilton a McLaren para liderar la recuperación de su escudería más mítica.

Alonso, por su parte, nunca ha ocultado su deseo de fichar por Mercedes. El bicampeón del mundo considera que la escudería alemana es la más potente del Mundial y ya se dejó querer por Mercedes durante su etapa final en Ferrari. Actualmente cobra entre 30 y 35 millones de euros anuales, una cifra muy elevada que debería asumir su nuevo equipo.

La operación es compleja, pero todos los actores tienen argumentos suficientes para dar luz verde al trueque. Dennis espera la respuesta de Mercedes.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad