Ron Dennis se frota las manos con un McLaren sin Fernando Alonso

stop

El capo del equipo británico planea deshacerse del asturiano después de exprimirlo a fondo

Ron Dennis y Fernando Alonso mantienen su fría y tensa relación

03 de octubre de 2016 (20:50 CET)

Ron Dennis es un hombre con mucho poder en McLaren. Frío y calculador, es de aquellos que se mueve por la espalda, sin dar pistas, antes de pegar la estocada definitiva. Estamos ante un estratega sin compasión. Los años se la quitaron. Desde hace mucho tiempo, el presidente ejecutivo del equipo de Woking tiene cruzado a Fernando Alonso. Son roces del pasado. Viejas cicatrices que nunca cerraron. Dennis autorizó el regreso del asturiano para sacarle partido en la fase embrionaria de McLaren, pero no dudará a la hora de dejarlo tirado en la cuneta.

Es cuestión de tiempo. En cuanto no le sea útil, llegará la puñalada. En estos momentos, Dennis tiene muy claro que el nuevo proyecto de McLaren con Honda al motor ya ha despegado. Aún necesita que le empujen un poco, pero el año que viene andará solo. Y a la que se descuiden, lo hará a toda velocidad. Llegado el momento, Fernando Alonso y sus 36 millones de euros en salario, podrían ser prescindibles. El sigiloso capo de Woking lo tiene claro.

Dennis es de los que opina que en la Fórmula 1 es mucho más importante el coche que el piloto. De hecho, se ha demostrado. Y si consiguen llevar el coche al nivel que han pronosticado, cualquiera estará en disposición de firmar grandes resultados. Stoffel Vandoorne es la apuesta de futuro, pero también de presente. Y hay otros jóvenes pilotos en la recámara que aprietan. Pilotos que cuestan menos de una quinta parte de lo que cuesta el piloto asturiano.

Se acaba el tiempo

Alonso ha venido muy bien a McLaren para la fase de despegue. Un piloto experimentado, con fama de ser el mejor de la parrilla –y así lo cobra–, era clave a la hora de explicar sus sensaciones y ayudar a mejorar las prestaciones del MP4-31. Una vez aprovechada toda su experiencia, Alonso dejará de ser útil. Será el momento de apostar por otro. Y Ron Dennis se frota las manos. El español termina contrato en 2017 y sabe que la fecha de decirle adiós está cada vez más cerca. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad