Ron Dennis pone a Fernando Alonso entre la espada y la pared en McLaren

stop

El jefe de la escudería británica inicia una guerra silenciosa con el piloto español  

Yusuke Hasegawa, Fernando Alonso y Ron Dennis

30 de junio de 2016 (12:45 CET)

Máxima tensión en McLaren. Por las malas prestaciones del MP4-31 y, sobre todo, por los rumores sobre el futuro de la escudería. Fernando Alonso ya sabe que Ron Dennis, el presidente ejecutivo, prescindirá de Jenson Button y apostará fuerte por Stoffel Vandoorne. El piloto belga es el nuevo Hamilton y el piloto español intuye que su convivencia con él en 2017 será muy complicada.

Dennis ya ha iniciado su particular guerra de desgaste contra Alonso. El jefe de McLaren asume que el bicampeón del mundo tiene contrato con la escudería británica hasta 2017, pero estaría encantado de que lo rescindiera anticipadamente, una opción que puede ejercer el piloto.

Alonso, de momento, se muestra tranquilo. No quiere dar ningún paso en falso. No quiere ceder ante la presión de Dennis. El piloto asturiano cobra, actualmente, entre 30 y 35 millones de euros por temporada y sabe que ninguna escudería le pagará un salario tan elevado.

Un 2017 complicado

El bicampeón del mundo ya se ha preparado para un 2017 complicado. En primer lugar, por la falta de garantías de que McLaren tendrá un coche competitivo, puesto que Honda ya ha asumido que el actual motor no funciona y que fabricar uno totalmente nuevo. No habrá evolución sino revolución.

Alonso, en segundo lugar, sabe que Dennis priorizará los éxitos de Vandoorne a partir de 2017. El piloto belga es del agrado del jefe de Mclaren. Dennis, además, presume de que Vandoorne cobrará la mitad que Alonso y que a medio plazo puede ser campeón del mundo.

Los elogios a Vandoorne no gustan a Alonso. La guerra de nervios ya ha comenzado en Woking y Fernando no quiere equivocarse otra vez. Él también quiere irse de McLaren, pero el sueño de correr para Mercedes se complica.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad