¿Por qué se ríen de Fernando Alonso en Mercedes? Una pregunta con respuesta

stop

El equipo alemán 'pasa' de las últimas predicciones del piloto español

Fernando Alonso está muerto en McLaren por negociar con Mercedes

25 de noviembre de 2016 (12:16 CET)

Fernando Alonso cumplirá el año de contrato que le queda en McLaren y espera que la escudería británica sea mucho más competitiva que en 2015 y 2016.

El piloto español, bicampeón del mundo, no tiene buenas sensaciones. Los mensajes que ha recibido en Woking no son demasiado alentadores, pero públicamente se muestra mucho más efusivo.

Alonso sabe que Mercedes seguirá teniendo el mejor coche. Sólo espera que las distancias entre el equipo alemán y McLaren se reduzcan. Le preocupa mucho más que la escudería británica pueda superar a Ferrari o Red Bull.

"Mercedes será difícil de superar. No sólo para nosotros, sino para todo el mundo, pero creo que podremos estar suficientemente cerca para luchar", ha manifestado el piloto asturiano.

"Estoy cien por cien convencido de que Honda encontrará el rendimiento que necesitamos para el nuevo motor. En la parte aerodinámica, hay más incógnitas", ha recalcado Alonso en una conversación con Auto Motor und Sport. En la misma, evidencia sus recelos respecto a la escudería británica.

Obsesionado con Ferrari

En Mercedes, por su parte, tienen claro que Alonso no será un rival directo en el Mundial de 2017 y no contestarán al piloto español. No dudan de su talento ni de su carácter ganador, pero en Alemania creen que McLaren no tendrá un monoplaza Top.

Alonso no oculta su deseo de fichar algún día por Mercedes. Ambiciona sustituir a Lewis Hamilton y ser el nuevo compañero de Nico Rosberg. Y tampoco esconde su satisfacción por haberse ido de Ferrari, una etapa de la que no guarda buenos recuerdos.

"Todo lo que necesitamos es un coche rápido. Después de cinco años, estaría frustrado de haber seguido dos años más en Italia. Cuando estuve allí, luche al menos dos veces por el título, pero hoy sería sexto en lugar de segundo".

Alonso, asimismo, los cambios que introducirá la FIA en su nuevo reglamento y que comportarán una mayor exigencia física a los pilotos. Al respecto, el asturiano recalcó: "Será más duro y tendremos que entrenarnos más. Cuando te cansas cometes errores y las carreras serán más exigentes".

El bicampeón del mundo podría abandonar la Fórmula 1 dentro de un año y medita su participación en el Campeonato del Mundo de Resistencia a partir de 2018. Probablemente, como piloto del equipo Porsche.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad