"O engordas o no ganas": el piloto de MotoGP que pierde carreras en la báscula

stop

Uno de los aspirantes al título pierde protagonismo por su aspecto liviano

Lorenzo, Márquez y Pedrosa, en el GP de Valencia de 2015

27 de abril de 2016 (17:12 CET)

Dani Pedrosa apuntaba a campeón del mundo de MotoGP. Le avalaban un Mundial en 125cc y dos en 250cc. Diez años después, el piloto catalán sigue sin aprobar su asignatura pendiente y es el cuarto favorito al gran título. Por detrás de Márquez, Lorenzo y Rossi. Su figura liviana es un obstáculo muy importante que se ha agravado este año, hasta el punto de que un responsable de Honda le comentó: "O engordas, o no ganas".

En 2016, Pedrosa busca soluciones de emergencia para suplir sus carencias. De momento, no las encuentra. El piloto de Honda suma 40 puntos tras la disputa de cuatro carreras, un balance totalmente insatisfactorio.

"Al pesar menos, genero menos agarre", asume Pedrosa, que en los últimos años se conforma con interpretar un papel muy secundario en Honda. Siempre a la sombra de Marc Márquez, bicampeón del mundo y piloto muy explosivo.

En Honda siguen aconsejando a Pedrosa que gane peso. La moto de esta temporada es muy potente y Dani parte en inferioridad respecto al resto de pilotos del paddock. Nadie duda de su talento, pero sí de su carácter y de su fragilidad física.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad