Nueva estrategia en MotoGP: Marc Márquez le regala los oídos a Valentino Rossi

stop

El piloto de Cervera se deshace en elogios hacia el italiano, que lleva medio año martirizándole

Marc Márquez y Valentino Rossi, de amigos en el pasado a rivales enemistados | EFE

11 de agosto de 2016 (13:03 CET)

Marc Márquez no es rencoroso. Al menos, así se desprende de unas recientes declaraciones que el piloto catalán ha realizado a la prensa española. El de Cervera sigue elogiando la figura de Valentino Rossi, a pesar de que durante el último medio año ha sufrido un auténtitco calvario por las constantes acusaciones y críticas del italiano.

"[Valentino Rossi] tiene poder, sí, pero se ha ganado ese poder. Se ha ganado ese poder en la pista. Él es el mejor piloto de MotoGP; tiene más poder que ningún otro, pero se lo ha ganado, se lo merece", opina Márquez, en el marco de un Mundial muy disputado donde es el actual líder con 170 puntos, por los 111 de Rossi. El de Cervera no quiere nuevos líos que le compliquen el título.

El catalán ha pasado página y reconoce que Rossi sigue siendo su ídolo de infancia: "Cuando tienes un héroe cuando eres un niño es tu referencia, y mi referencia era Valentino. Pedrosa era otra de ellas… pero eso era cuando yo era un niño. Cuando llegas aquí y ves la situación intentas aprender de todo el mundo. Y claro, de Valentino puedes aprender muchas más cosas, porque tiene mucha más experiencia que el resto, pero al final es un rival más".

El apretón de Montmeló

Márquez analiza lo importante que fue para él el apretón de manos en Montmeló: "Para mí fue importante, porque, soy honesto, Valentino tiene una gran imagen. No sólo en MotoGP sino en el mundo de la moto en general. Fue importante volver a la normalidad, porque lo que pasó la pasada temporada fue realmente extraño. Creo que la gente estaba confundida, todo el mundo se puso a hablar y el tema se convirtió en algo como el futbol, donde todo el mundo se puso a opinar. Y creo que el mundo de la moto es diferente (…). Sí, fue bonito el gesto".

Y aún le regala los oídos al italiano una última vez: "Es sorprendente. Normalmente la edad de parar era entre 32 y 34, pero Valentino ha abierto una nueva puerta. Tiene 37 y sigue peleando por el campeonato, lo que merece un gran respeto, pero es algo que nunca sabes. Él ha sabido encontrar una motivación extra en la Academy entrenando con los jóvenes, y eso le permite seguir ahí a tope".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad