“No vuelves a entrar”. Marc Márquez o el lío que nadie cuenta con Valentino Rossi

stop

Un nuevo episodio en la polémica por el choque de Argentina

15 de abril de 2018 (14:53 CET)

A medida que van pasando los días van saliendo a la luz más detalles de lo que ocurrió en el Gran Premio de Argentina tras el choque entre Marc Márquez y Valentino Rossi. Pero, por suerte para el piloto español (que está recibiendo de lo lindo desde Italia), él no es el protagonista.

En este caso lo es Rossi y su gran amigo/asistente Alessio Salucci, más conocido como ‘Uccio’. Y es que desde la dirección de Yamaha han dado un golpe encima de la mesa y le han dicho al italiano: “una más y no vuelves a entrar”.

El lío que nadie cuenta

En Yamaha no gustó nada la actitud de Uccio tras el incidente. Una vez acabó la carrera, y con todas las cámaras de televisión siguiéndole, Márquez se dirigió junto a Alberto Puig y Emilio Alzamora al box de Valentino para pedirle perdón.

¿Cuál fue el resultado? Que cuando el de HRC llegó al box azul se encontró a un Uccio muy molesto y que, de muy malas maneras, le impidió a Marc su entrada. No le dejó pasar a pedirle perdón al Valentino.

Una actitud que en Yamaha no están dispuestos a permitir más. La imagen del equipo y de la marca queda tocada con este tipo de acciones ‘macarras’ y no quieren que vuelva a suceder.

Eso sí, el mensaje de Yamaha no va tan sólo para él, Valentino también esta en el ajo. Y es que no es ningún secreto que esta actitud de Uccio de no dejar entrar a Márquez contaba con el ‘ok’ del piloto de Tavullia.

Valentino Rossi aprieta

Un Rossi que tiene a Marc en su punto de mira. El italiano está moviendo hilos en la sombra para que desde el Mundial se siga al de Honda con lupa. Tras la carrera ya se quedó a gusto delante de las cámaras con unas declaraciones que han dado la vuelta al mundo.

Pero ahora que ve que muchas de las voces importantes del campeonato, entre ellas Kevin Schwantz, están azotando al catalán, quiere aprovechar y cerrar aún más el círculo de acoso al campeón. Eso sí, mejor que su gran amigo Uccio se mantenga al margen.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad