“No se hablan”. El último lío de Jorge Lorenzo en Ducati

stop

Dall'Igna reconoce el mal ambiente que se respira en Bolonia

En Ducati reconocen la mala relación entre Jorge Lorenzo y Casey Stoner  | EFE

21 de julio de 2017 (11:34 CET)

No es un secreto. En Ducati saben que la relación entre Jorge Lorenzo y Casey Stoner no es una balsa de aceite. Y no solo ellos. En el paddock de MotoGP saben bien de la poca cordialidad que hay entre el balear y el ex piloto.

El primer feo del australiano ocurrió antes de empezar la pretemporada. Stoner se ausentó del evento en el que la compañía boloñesa presentaba sus nuevas máquinas para este 2017.

Primeros desplantes

Lorenzo y Andrea Dovizioso estuvieron en el acto celebrado en enero, mientras que Casey aludió estar de vacaciones y demasiado lejos Europa como para asistir al evento. Éste se celebraba en Borgo Panigale, mientras el ex piloto estaba en las Islas Malvinas.

Días después de produjo la segunda puñalada. El ex campeón de Ducati acudió antes que nadie a Sepang, donde se celebraron los primeros test de pretemporada.

Stoner fue el primero en llegar a Malasia y el primero en subir a la nueva Desmosedici GP17 de Jorge Lorenzo, mientras el mallorquín todavía estaba de camino al circuito.

El mal comienzo ha tenido continuidad a lo largo de la temporada, pues la relación entre Lorenzo y Stoner es prácticamente nula.

Dall'Igna reconoce el mal ambiente

Sin ir más lejos, Gigi Dall'Igna, el jefe de Ducati, ha reconocido en una entrevista concedida al diario As el desencuentro de Stoner con el piloto español: "Todas las familias felices tienen sus momentos de discusión. En mi opinión, es parte de la naturaleza humana, pero si las cosas se mantienen dentro de los límites normales, ayuda a hacerte más fuerte. No puedo decir que todo ha sido y será maravilloso”.

Dall'Igna ha querido justificar la relación inexistente entre los dos miembros de Ducati con la distancia física que les separa: “El mayor problema en la relación con Casey es que está en Australia y nosotros en Europa. Es difícil estar actualizado y a veces, hay malentendidos o situaciones complicadas. En mi opinión, si él estuviera en Europa o nosotros en Australia, todo sería más fácil".

Por su lado, los ingenieros de Ducati aprovechan el parón estival para introducir mejoras en la GP17 que permita a Lorenzo mejorar los resultados en la segunda mitad de la temporada y empezar a preparar el terreno de la lucha por el título que en Bolonia esperan que protagonice la temporada que viene.

"Le ayudarán con el área que sufre más, que es la estabilidad de la moto. Nuestra moto, especialmente a alta velocidad, es un poco inestable. Y esto le quita la confianza a Jorge para ser rápido, perjudicando uno de sus puntos fuertes. Creo que la aerodinámica puede ayudarle con este punto. Dovi tiene este mismo problema, pero Dovi está acostumbrado a manejar este tipo de moto y sabe cómo manejarlo", comenta el jefe del equipo rojo.

“Todavía no tenemos todas las respuestas, pero estamos trabajando muy duro para entender cosas específicas de la moto, que hasta ahora eran completamente desconocidas", concluye.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad