Nissan transforma el Qashqai en un nuevo SUV ‘low cost’

La marca japonesa Nissan tiene un nuevo SUV low cost derivado del exitoso y aclamado Qashqai

Nissan Logo
Nissan Logo

El éxito de Nissan con el Qashqai en España y en Europa no es más que un ejemplo de lo bien que están haciendo las cosas en la marca japonesa en este segmento. Y es que, como hacen también el resto de fabricantes, Nissan adapta sus modelos a las necesidades de cada mercado.

En España supieron ver antes que nadie que, ante el evidente auge de los SUV premium, era necesario lanzar un modelo de estas características para las masas. Lo hicieron con su Qashqai, y el SUV se ha convertido en uno de los modelos más vendidos en los últimos tiempos en nuestro país.

Nissan Magnite
Nissan Magnite

Algo que precisamente quieren repetir pero en el mercado de la India. Es allí donde la marca japonesa ha lanzado el nuevo Nissan Magnite, un modelo que toma como referencia el Qashqai y el Juke y que, siendo un low cost, tiene muchos números de convertirse en un éxito.

El nuevo Nissan Magnite

Entre otras cosas porque, como bien saben en Nissan, el de la India es el mercado más poblado del mundo, donde además la demanda de coche ha aumentado en los últimos años.

Nissan Magnite
Nissan Magnite

La idea con este Nissan Magnite no es otra que la de poder ofrecer un SUV compacto, con un diseño más que atractivo y a un precio muy competitivo. Pese a que aún no e ha hecho oficial su precio, apuntan desde la marca que será muy accesible.

En cuanto a sus opciones mecánicas, sí se sabe que contará con dos opciones. Partiendo del 1.0 de gasolina de tres cilindros, llegará una versión de 72 y otra de 95 caballos, las dos con opción de cambio manual o automático.

Nissan Magnite
Nissan Magnite

Los planes de Nissan con este Magnite, que se pondrá a la venta en la India a finales de este año, pasan por lanzarlo en ese mercado y, si tiene éxito (que es muy probable que así sea) expandir su comercialización a otros mercados emergentes. No parece que vaya a llegar a España, pero seguro que muchos estarían encantados con que así fuera.