Ni Rossi es capaz de levantar el merchandising de Pedrosa

stop

El nonacampeón del mundo gestiona los derechos de un piloto poco rentable, según los especialistas

El piloto Dani Pedrosa, durante el GP de Catar 2015 | EFE

03 de abril de 2015 (00:00 CET)

La baja de Dani Pedrosa es muy mala noticia para él y para todo el circo del motociclismo. Prueba de ello son las palabras que el piloto dedicó a su equipo, a los fans y a los patrocinadores después de anunciar que se baja de la moto por las molestias que arrastra en el antebrazo derecho. Entre los afectados por esta decisión personal está Valentino Rossi, corredor en activo que gestiona los derechos de merchandising de algunos componentes de la parrilla desde 2008, entre los que se encuentran Marc Márquez y el mismo Pedrosa. Los de éste último, sin demasiado éxito.

Los negocios de Rossi pueden resentirse si se cumplen las previsiones más conservadoras de los médicos. Pedrosa estará entre dos, según los más optimistas, y seis semanas, para los conservadores, de baja tras la nueva operación del síndrome compartimental. Otros doctores le sugerían un reposo de dos o tres meses antes de pasar por quirófano, ante el escaso éxito de la anterior intervención.

El más conocido

Hay que considerar que Pedrosa es el corredor más conocido de la parrilla (94%), según un estudio reciente de Personality Media, por delante de Valentino (91%) y Márquez (89,7%). Pero este reconocimiento, paradójicamente, no se traduce en negocio. Fuentes del sector insinúan que los únicos pilotos rentables para VR|46 son el mismo Rossi y el vigente campeón del mundo. "Pedrosa no vende nada", aseguran. Hay dudas sobre el tirón comercial de un Pedrosa que, lastrado por las lesiones y la poca fortuna, todavía no se ha coronado en la categoría reina después de nueve temporadas.

La escasa presencia de empresas de merchandising en el mundo del motociclismo es consecuencia de las dificultades del negocio. Hay muchos seguidores del campeonato, pero pocos consumidores de productos. VR|46 necesita vender 40.000 gorras y camisetas de Márquez, unos dos millones de euros, para pagarle unos 500.000 euros al bicampeón de MotoGP sin perder dinero. En este caso lo consigue. Dani percibe menos de la mitad, según las mismas fuentes.