Michael Schumacher puso sobre la mesa de Mercedes el fichaje de Fernando Alonso

stop

La despedida, con consejo incluido, del alemán en la Fórmula 1

Michael Schumacher pidió a Mercedes el fichaje de Fernando Alonso

10 de noviembre de 2016 (18:08 CET)

Un flaco favor. Fernando Alonso y Michael Schumacher son viejos conocidos. Los dos reconocidos pilotos coincidieron en numerosas ocasiones sobre el trazado. Las duras batallas entre dos de los hombres más competitivos de la Fórmula 1 dotaron de interés muchas de las carreras de ataño. Especialmente en 2005 y 2006, el español y el alemán tuvieron luchas más que agresivas sobre la pista. Los destellos de calidad de ambos hicieron disfrutar a la afición de la F1 en más de una ocasión; Alonso con Renault y Schumacher con Ferrari defendieron auténticas batallas de titanes.

Tan es así que ambos eran conocedores de la calidad del otro. De hecho, la admiración de Fernando por el veterano germano es algo que ha desvelado en público en numerosas ocasiones. Sin embargo, este sentimiento era mutuo. Según desvelan fuentes internas del paddock a las que Diario Gol ha tenido acceso, al colgar el volante en Mercedes, el Káiser puso el nombre del asturiano sobre la mesa como heredero.

Una despedida con consejo

De 2010 a 2012, el alemán volvió a probar suerte en la Fórmula 1 al frente de la marca Mercedes Grand Prix. Tras tres años al margen de la competición, el heptacampeón decidió regresar para marcharse por todo lo alto. Por ello, la escudería alemana decidió pujar fuerte por él. Sin embargo, el regreso no brilló como Schumacher se esperaba, por lo que dos años más tarde decidió colgar definitivamente el volante.

Ante esta situación, Mercedes tenía un asiento libre. Y es que necesitaba un piloto líder para tirar hacia adelante el nuevo proyecto. Michael parece ser que no lo dudó y, según asegura la fuente citada, el germano puso el nombre de Fernando Alonso sobre la mesa de los despachos de la marca de Toto Wolff. Schumacher consideraba que a esas alturas el ovetense era el piloto que estaba más preparado para tirar hacia adelante un proyecto ganador.

Por su experiencia en batallas con el asturiano, el alemán sabía del potencial del Nano como piloto, por lo que aconsejo a la plana mayor de Mercedes su fichaje. Consideraba que era un hombre más que preparado para tomar su relevo. Sin embargo, en la casa germana consideraron que el sustituto debía ser Lewis Hamilton y pujar por él. El nombre de Alonso quedó en papel mojado. La apuesta por el británico les salió bien, aunque quedará la duda de cómo hubiese sido Fernando en los mejores años de Mercedes. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad