Mercedes suelta una bomba de Fernando Alonso que revoluciona McLaren

stop

Niki Lauda pone las cartas sobre la mesa

El futuro de Fernando Alonso depende de una sola condición | EFE

24 de mayo de 2017 (11:49 CET)

Tensión. Las relaciones entre Fernando Alonso y los responsables de McLaren-Honda no atraviesan un buen momento. Por tercera temporada consecutiva, Alonso ha naufragado entre infinitas promesas incumplidas de los dirigentes de la escudería británica.

Los comienzos de McLaren-Honda en el Mundial de Fórmula 1 2017 han sido un completo desastre. El asturiano solo ha visto la bandera a cuadros en el GP de España, celebrado en el Circuit de Catalunya-Montmeló.

Pensando en el futuro

Ante este panorama, las dudas de McLaren por renovarle no han dejado de crecer. En Woking quiere que Fernando continúe en el equipo, pero no a cualquier precio.

Actualmente el asturiano es el piloto mejor pagado de la parrilla y el equipo inglés no está dispuesto a seguir invirtiendo en un piloto que no logra darle los éxitos deseados.

El ovetense tampoco tiene claro si seguir, aunque tampoco considera salir de la compañía naranja si no es a un grande y cobrando una cifra similar a la que gana en McLaren.

Por eso Alonso vería con buenos ojos regresar a Mercedes, donde ya compartió una primera etapa con Lewis Hamilton. Aunque entonces las relaciones entre el español y el inglés no terminaron de la mejor manera, la madurez de ambos pilotos garantiza, a priori, una convivencia de respeto mutuo.

Una opción que el bicampeón tiene en cuenta después de algunos de los rumores que han surgido en el paddock y que situaban a Fernando en el equipo de la estrella el próximo año, después de sus buenas actuaciones en las 500 Millas de Indianápolis.

Puertas cerradas

Sin embargo, desde el mismo equipo han desmentido las informaciones surgidas al respecto. "Ciertamente, él no está en nuestra lista de deseos. Estamos completamente satisfechos con Hamilton y Bottas. Pero como dijo mi socio Toto Wolff: nunca digas nunca", afirmó Niki Lauda este martes.

Con todo, la situación vuelve a donde empezó: con Alonso mosca con la gestión que se está llevando a cabo en McLaren y con los británicos en un mar de dudas sobre lo quehacer con el ex campeón.

De momento el asturiano se encuentra en la IndyCar y se ausentará del GP de Mónaco. A su vuelta de la prueba de resistencia será el momento de empezar a poner las cartas sobre la mesa.