Mercedes maneja información confidencial del McLaren de Fernando Alonso

stop

La fábrica alemana mira con recelo los últimos avances de Honda en el motor del MP4-32

El morro del MP4-31, en el box de McLaren-Honda durante los entrenamientos en el Circuit de Catalunya | F.Montero - Honda

09 de noviembre de 2016 (21:42 CET)

Guerra fría. La batalla viene de lejos. El rencor está omnipresente. Recochineo por un lado. Sed de venganza por el otro. Dos empresas que fueron aliadas perfectas durante muchos años, ahora son enemigas. El duelo está servido.

Mercedes se ha convertido en los últimos años en el gran dominador de la Fórmula 1. Más o menos desde que se separó de McLaren, dejando a la escudería británica huérfana del motor que acabó triunfando en la parrilla. El equipo de Ron Dennis no se arrugó y asumió que debía bajar a los infiernos una temporada para regresar al cielo por la puerta grande.

Fernando Alonso entraba en esos planes. Pero también, aunque llegase con retraso, Yusuke Hasegawa, el jefe de motor de Honda. El encargado de mejorar la potencia para que Alonso y su compañero, Jenson Button –que será sustituido por Stoffel Vandoorne la próxima temporada– puedan lucirse. Y el caso es que parece que lo están logrando.

Los avances de cara al MP4-32 son evidentes. Palpables. En McLaren reina el optimismo, aunque llaman a la prudencia: "Será muy difícil subir al podio, pero pelearemos por ello". Asumen que ganar el Mundial en 2017 es prácticamente imposible. Pero meterán el miedo en el cuerpo a Mercedes. Si la evolución sigue sus cauces, 2018 puede ser el gran año.

Pendientes del chasis

El motor del próximo año será de altura. Dará un gran paso adelante. Las dudas ahora radican en el chasis, que se debe adaptar a unas nuevas medidas debido al cambio de reglamento. Los coches serán algo más anchos y largos. Si logran el diseño adecuado, Alonso se puede poner las botas.

El equipo de Toto Wolff está al corriente de las evoluciones de su gran enemigo. Honda está haciendo un trabajo excelente y así les consta. Pero tienen buenos informadores. Desde Mercedes intentan estar al tanto de lo que ocurre en McLaren. No quieren permitir que les coman terreno

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad