McLaren pide ayuda para pagar a Fernando Alonso

stop

27 millones de euros podrían salvar al asturiano

Fernando Alonso ya sabe como será su futuro coche | EFE

14 de octubre de 2016 (12:35 CET)

Nuevo miembro en la oficina. Los resultados no llegan, los objetivos no se cumplen y la caja tiembla en McLaren-Honda. La rentabilidad del proyecto cada día se ve más acusada, ya que el equipo británico-nipón esperaba recoger frutos esta temporada. Sin embargo, las nuevas mejoras no se adaptan como la escudería preveía, por lo que cada vez cuesta más cerrar los números. Tanto McLaren como Honda apostaron una gran millonada para llevar a cabo este nuevo programa, aunque la realidad es que esperaban sacar jugo en un período más breve.

Ahora, con dos años ya recorridos, y un retraso evidente, siguen sin vislumbrarse brotes verdes -podio, victorias o Mundial-. El principal hándicap de un proyecto que necesita exitos/ingresos como el comer. El sueldo de los pilotos, los trabajadores de Woking, las inversiones en mejoras, etc. Todo tiene un precio. Y McLaren no llega.

La solución a la vista

Por todo, la marca va como loca buscando nuevos socios con buen bolsillo. Hay que cazar un nuevo patrocinador como sea. Y en eso están. Según desvela el medio germano Auto Motor und Sport, la compañía petrolera BP está siendo 'tocada' desde Woking para regresar a la Fórmula 1 con McLaren. La petrolera no niega la mayor: estudia su vuelta por todo lo alto, de la mano de un proyecto innovador y con posibilidades de triunfar a medio plazo. De hecho, BP ya estuvo presente en la competición en los años 90 con Jordan.

Así lo afirma Michael Schmidt en el citado medio: "Los rumores dicen que Renault y McLaren están compitiendo por un contrato que se supone que está valorado en unos 27 millones de euros". Si llegasen a firmar el acuerdo, significaría una gran inyección para la escudería de Fernando Alonso, ya que ante la sequía de resultados la situación se va complicando. Tan es así, que algunos sectores de la marca, con Ron Dennis al frente, defenderían que el asturiano dejase la escudería en 2018, ya que su alto sueldo -35 millones anuales- se está convirtiendo en un problema mayor en McLaren. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad