McLaren obliga a Fernando Alonso a bajar marchas en carrera

stop

El piloto asturiano estalla por las deficiencias del MP4-31 durante toda la temporada

McLaren corre el peligro de convertirse de nuevo en el hazmerreír de la Fórmula 1 | EFE

01 de noviembre de 2016 (13:31 CET)

Fernando Alonso siempre va al límite. Competitivo por naturaleza, el piloto español saca el máximo rendimiento del MP4-31, un coche con muchas limitaciones por culpa de su unidad de potencia y de un chasis muy mejorable. En México, el piloto español recibió órdenes de que bajara una marcha para preservar sus neumáticos.

McLaren y Honda ya trabajan en el monoplaza de 2017. La escudería británica y el fabricante japonés son conscientes de que deben mejorar las prestaciones de la unidad de potencia y diseñar un chasis más competitivo. También deben introducir mejoras aerodinámicas para luchar por objetivos mayores, aunque en Woking ya saben que Mercedes seguirá, un año más, en otra dimensión.

La frustración de México

El pasado fin de semana, en el Gran Premio de México, Alonso no podía tomar las curvas al mismo ritmo que los pilotos de Mercedes, Red Bull y Ferrari. En muchas ocasiones tenía que reducir una marcha y no pudo disimular su frustración. "Haced vuestro trabajo. Llevo empujando desde la primera vuelta y luchando con un coche que no debería estar en la carrera", respondió al ingeniero de McLaren a través del team-radio.

McLaren deberá mejorar el chasis de su próximo coche para evitar que siga dañando las ruedas. En 2016, Alonso ha tenido muchos problemas que le han impedido luchar por el podio. En dos ocasiones ha acabado quinto. Unos registros muy pobres para un piloto que sigue teniendo un gran cartel en la Fórmula 1. Nadie cuestiona su talento, pero sí su errática apuesta por McLaren, un equipo grande en el pasado y con muchas urgencias en el presente.

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad