McLaren-Honda prohíbe a Fernando Alonso fichar por Mercedes

stop

Yusuke Hasegawa asusta al asturiano, que buscará la salida a la desesperada

Fernando Alonso pasea por el 'paddock' de Suzuka, en Japón | EFE

02 de diciembre de 2016 (22:31 CET)

Las previsiones de McLaren-Honda para 2017 empujan a Fernando Alonso a la puerta de salida. Rumbo a Mercedes. Los augurios del equipo británico no satisfacen al español.

Alonso compró la 'moto' de que podía ser campeón en un proyecto de tres años. Pero ahora le dicen que, de cara al próximo –su tercer– curso, la aspiración es hacer podios.

Ganar carreras será tarea casi imposible para el piloto asturiano, que vive obsesionado con la posibilidad de levantar el tercer título de campeón del mundo.

Yusuke Hasegawa, jefe de motor de Honda, fue claro con él en recientes conversaciones. Le quitó la esperanza de ganar el Mundial en 2017.

Mercedes, la gran esperanza

La única posibilidad que tiene el asturiano para conseguir el cetro mundial es fichar por Mercedes. El gran rival de McLaren tras su reciente ruptura.

Sin embargo, ese es precisamente el motivo al que se agarra el equipo de Woking para no dejarle marchar: se lo han prohibido.

Alonso tiene un año más de contrato y hay varias cláusulas que le impiden romperlo así como así. Para salir, debería abonar una elevada indemnización.

McLaren no quiere que Alonso se vaya, no tanto por sus cualidades como piloto –cosa que obviamente también valoran– sino por todo lo que sabe.

Los motivos de la prohibición

Los avances desde la fusión de McLaren con Honda son muy buenos, especialmente en mecánica, y Alonso sabe demasiado.

Tanto que, si ficha con Mercedes, podría compartir algunos secretos con el enemigo y ello les perjudicaría en el afán por ganar protagonismo en la clasificación.

La consigna del equipo es clara: Alonso no se mueve. El asturiano, en cambio, se siente cada vez más engañado.

Tanto, que hará todo lo posible por salir rumbo a Merecedes. Incluso rebajarse el sueldo. Prefiere ganar el tercer Mundial que seguir cobrando una millonada.