McLaren-Honda marca en rojo el GP para que Fernando Alonso asalte el podio

stop

El equipo británico-japonés aspira a dar grandes saltos en lugar de muchos saltos pequeños

El monoplaza de Fernando Alonso ruge en Montmeló | EFE

16 de mayo de 2016 (21:04 CET)

El equipo McLaren-Honda no pasa por su mejor momento. Tras romper el motor del monoplaza de Fernando Alonso el pasado domingo en Montmeló, han resurgido algunos viejos fantasmas que, en realidad, nunca se han ido del todo. En los últimos días las sensaciones del equipo parecía que eran mejores, pero el disgusto del piloto asturiano tras el Gran Premio de España ha dejado muchas incógnitas abiertas. En Woking intentan que no se note.

Los mecánicos, ingenieros y estrategas de McLaren-Honda siguen trabajando a destajo con el objetivo real de luchar por el título en 2017. La gran asignatura pendiente sigue siendo la potencia. Todavía falta velocidad para poder competir con los mejores, pero preparan una evolución importante de cara al Gran Premio de Canadá, donde aspiran a que Fernando Alonso asalte el podio.

Sistema de pre-encendido

En McLaren tienen el fin de semana del 10-11-12 de junio marcado en rojo en el calendario. El equipo espera dar un salto de calidad en Montreal con el estreno del motor 2.0. Esto llegará una vez superada la fase de asentamiento de la fiabilidad del propulsor y posibilitará un sistema avanzado, similar al de Mercedes, que incorpore un pre-encendido que permite una distribución inteligente de la mezcla en la cámara de combustión del motor.

Como se ha dicho muchas veces desde la escudería, aspiran a dar un gran salto, aunque sean menos habituales en el tiempo, que a dar pequeños saltos muy seguidos pero poco significativos.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad